Los anuncios de prostitutas en los parabrisas serán ilegales porno prostitutas callejeras

los anuncios de prostitutas en los parabrisas serán ilegales porno prostitutas callejeras

De niña me gustaba decir que la segunda t era una cruz, que mi nombre traía su propio crucifijo. Pero tampoco tengo que ir tan lejos para decirte cómo me llamo. Las mujeres que duermen con cerdos poco a poco se van haciendo cerdas. Y en eso soy igual a ellos. También soy egoísta, vanidosa, trendy. Sobre todo si en ese momento me llamo Violetta. Entonces necesito que me abraces, que corras tras de mi, que no me dejes Regar hasta el alba esa que a huevo me encajaron en el nombre, porque seguro estaban decididos a joderme como a una Guadalupe o una Genoveva, que ya desde que nacen traen la vida madreada.

Suena como uno de tus anuncios: No debería estarte diciendo estas cosas. Para que seas mi muñequito. O a lo mejor lo digo para que pares de una vez la pinche cinta, lo tires todo y ya no escuches nada. Pero no soy ingenua, insisto, soy quien soy: No espero nada, de hecho siempre he sido una desesperada: Así que igual empiezo por un cuento.

Nadie podía explicarse cómo un hombre tan bueno se había dejado seducir por aquella putilla de mala entraña. Cierta vez, sus antiguas ovejas, que por supuesto eran todas mestizas, los vieron bajar juntos de un Corvette amarillo. Cuando le preguntaron de dónde había sacado ese coche tan lindo y tan cabrón, el pastor les contó que se había ganado el dinero en un casino, apostando la lana de su oveja negra.

Y ellas, claro, se derretían del rencor, porque sabían que nunca en sus re corrientes vidas iban a tocar un coche así de lindo y de cabrón. Pero se equivocaban, porque al día siguiente vino el Corvette y las atropelló, por envidiosas.

Mientras sus almas de borrego rascuache se elevaban por los aires, se escuchaba una voz en la Tierra diciendo: El huérfano invisible Siempre quiso esconderse, volverse invisible. Un día—o un mes, o un año, eso quién va a saberlo- descubrió que escribir era una buena forma de transparentarse, de estar sin nunca estar.

Primero, para disimular su extranjería de niño mimado: Alguna vez pasó al frente a leer una de sus historias, de la mano de una maestra que no le dio otra opción, y así extendió sobre él un manto de impunidad, pues a partir de entonces ya menos sospecharon que el niño que escribía historias en clases y recreos fuera el mismo que desquiciaba la buena marcha del calendario escolar, experimentando con toda suerte de pequeños sabotajes, no siempre de pequeñas consecuencias.

Una y otra labor tenían por recompensa un regocijo cínico y silencioso. Como el día que hizo expulsar a dos compañeritos, por el incendio en la oficina de la directora. Nadie vio a Pig, tampoco dejar en las mochilas de los dos niños sendas cajas de cerillos, con las lijas gastadas y varios fósforos de menos. Sabía que los adultos, a partir de ciertos estímulos, podían transformarse en bestias desquiciadas. Pig escribía con una angustiante sensación de insuficiencia, sobre todo cuando lo hacia desde el desamor.

Así, cada escrito de amor estaba condenado a reproducir clichés de canciones de amor, casi siempre infumablemente melosos. Pig se pensaba incapaz de concebir pensamientos impunes: Pig escribía historias y en ellas anotaba todo lo que ante nadie podía decir. Para los otros, su cuaderno era el símbolo de la soledad y el tedio; para él, era como cargar dinamita en la mochila.

Otros hacían equipos, disputaban trofeos, se colgaban medallas. Era como robar, sólo que sin testigos, ni castigos, ni limites. Escribir para nadie y para nada: Hay un desprendimiento liberador en el acto de romper las hojas que uno ha escrito, acaso por haber notado en ellas la desnudez obscena de un par de sentimientos. Al llegar a esa etapa, ya con los pies bien puestos en una adolescencia trémula y rabiosa, Pig descubrió que le quedaba un mundo por demoler, y se dio a la tarea con el celo propio de un sepulturero de la propia vergüenza.

O mejor todavía, de sí mismo. Pero había algo adentro. A los dieciséis descubrió el Detector de Faulkner, y a partir de ese punto se empleó a fondo en desarrollar su mecanismo, hasta un día privilegiarlo por sobre el raciocinio y la imaginación. El talento y el genio, si existían, tenían que gobernar las agujas brinconas del Detector de FauIkner, fuente de toda inspiración legitima. Lo había dicho el mismo William Faulkner durante una entrevista: Pig no sabía si su detector era innato, pero se había encargado de endurecerlo hasta alcanzar con él un éxito dudoso: Ya no una historia larga, ni corta, ni en episodios, sino cualquier escrito que le permitiera el lujo de medirse en una cancha reglamentaria -periódicos, revistas, lo que fuera Una reseña, una opinión, una idea preferentemente demoledora, de esas que se conciben para ahorrarse el engorro de tomar prisioneros.

Todavía no había publicado una palabra -tenía dieciocho años, representaba quince, quién iba a tomarlo en serio- cuando ya sabía lo importante: Pasaría a cuchillo todo aquello que reseñara, desde el principio se haría fama de implacable.

No es difícil ser implacable cuando se ha crecido entre toda suerte de mimos y licencias. Pues con frecuencia el gusto del mimado consiste en rechazar sus privilegios: Sólo que Pig, a diferencia de tantos y tantos implacables, no quería ser notorio. No puede recordar en qué momento se hizo alérgico al ridículo. En todo caso a la vergüenza la recuerda desde siempre. Antes, mucho antes de tener que inventar que sus padres vivían en Europa. Recuerda a la vergüenza como una picazón en el semblante, un calor desmedido que con toda seguridad le deformaba por completo la simpatía cada vez que una vieja gorda y halitosa venía a preguntarle: Especialmente si traía pantalones cortos, que eran los preferidos de Mamita, cuyos hermanos, decía, los habían llevado hasta los quince.

Esa sola vergüenza colmaba la tragedia de ser huérfano. Pero Pig no podía evitar considerarla una mutilación. No podía pasar, no lo aceptaba, ni siquiera sabiendo que tenía casa grande y chofer uniformado y varias cordilleras de juguetes a los que casi siempre desdeñaba para jugar a solas con cuatro canicas. Mamita tenía una ventaja sobre el resto del mundo: Pig no podía suponer que si Mamita hablaba tanto del pasado era porque no había un futuro al cual mirar.

Los dos sabían, cada uno a su modo, que sus trenes corrían en direcciones opuestas, pero sólo Mamita debía de entender que, llegado el momento, se descarrilarían juntos. Vengan esos mil Ser puta es como bailar: Las monjas de la escuela nos decían: Los malos pensamientos galopan cabalgados por demonios. Pero ser puta no es un mal pensamiento. En la academia de hawaiano la maestra me pedía que pensara con la pelvis, y mejor ni te digo lo que se le ocurría.

Aunque hay lugares donde casi te juraría que nunca he tenido una idea. No sé, los nudillos. Los hombros, que ya de por si son bastante idiotas.

Muy escritor y muy creativo, pero a la hora de la hora también piensas con el pito. Esto es ser una puta. Ya sé que es muy injusto. Mis tíos, cuando hablaban de putas, decían: Entonces yo de niña siempre que hacia trampas pensaba: Claro que al padre no le decía: Pero sí me acusaba de ser tramposa.

Y lloraba muchísimo, porque me imaginaba al sacerdote pensando: Tan chiquita y tan putita. No te imaginas todo lo que cambié por eso. Tres Padres Nuestros y una buena obra. Entonces a los trece pensé: En cuanto vea putas me paro junto a ellas y luego a ver qué pasa. Qué me iba a imaginar entonces que ser puta no era pintarse, ni pararse, ni acostarse.

O quién sabe, no sé. Una había de la vida que le toca. Y a mí me tocó ser La Chica del Pastel. Era lo que mejor pagaban, y creo que hasta me llegó a gustar. No te voy a decir que lo habría hecho de gratis, aunque casi. Porque cuando tenían para el numerito del pastel, de seguro también les alcanzaba para champañita y buena casa y buenos coches y grandes invitados y en fin, valía la pena. Había noches que me hacía la gringa. Ahora pienso que igual era patético, porque debió haber varios que no se la tragaron.

I dont care, cutsíe. Las monjas no sabían ni decir yes. Claro, por eso eran monjas. Ahora no me perdonan que sea como soy, pero entonces hacían esfuerzos pendejísimos para que nuestros aborígenes vecinos se tragaran el cuento de que éramos gringuitos. Pues ahí donde me ves, o no me ves, yo fui rubia desde muy chiquita.

Hay que ser minuciosos en el ahorro. Un día me peleé con mis hermanos y los acusé. Primero, tras joder las llaves del agua caliente en mi baño; luego, sacarme de la escuela de monjas y meterme a la secundaria con secretariado. Soy una idiota, Tenía trece años y no se me había ocurrido una buena fórmula para esquilmar a mi familia con provecho. Porque ya lo del tinte no me divertía. Y el chiste era sacar un beneficio. De entrada, la colegiatura de la escuela secretarial tenía que pagarla a sirvientazo limpio.

O sea que querían criada por cuatro años. Casi podría decirte que me empecé a pintar y a vestir como puta para sentir que era algo diferente a una criada.

El jardinero era viejo, pero el hijo no tenía ni doce años. No me decía Rosalba, mucho menos Violetta. Nunca me dijo cómo se llamaba, ni yo le pregunté. Y yo me hacia la loca, como que me iba desvistiendo frente a la ventana.

No me quitaba nada, pero me levantaba la falda de la escuela casi hasta la cintura. Después me daba por meterme a bañar. Él no podía verme, of course, pero esperaba a que saliera envuelta en una toalla, empapada, cagada de frío.

Caminaba desnuda por el baño, me metía corriendo debajo del chorro y me ponía a saltar. A veces sólo me mojaba la cabeza, pero igual me temblaban las rodillas. O sea que al final el agua helada servía para calentarme. Aunque tampoco era así. Igual el agua caliente sí habría tenido sus encantos, carajo. Pero de cualquier forma lo importante era poder estar ahí, desnuda, muriéndome de ganas de que me viera, y al mismo tiempo planeando una estrategia para que un día se me cayera de repente la toalla, y ensayando la sorpresa y la pena y la calentura enfrente del espejo.

Hasta que ya pensé: Esto es curiosidad científica. Hazte cuenta que el resultado de mi investigación me iba a decir si el hijo del jardinero estaba dispuesto a cualquier cosa por mirarme desnuda.

Por eso fue que tuve que cambiar de estrategia. La toalla que se cae, yo que me tiro al piso, el escuincle metiche que pela los ojos Lo importante ya no era que me viera, sino yo verlo a él. Y a mi me convenía que no viera nada, o casi. Ensayé varias noches en mi cuarto. Llegué a la conclusión científica de que tenía que agacharme y tirarme encima de la toalla, a un lado de la cama. Yo tirada, encuerada, a un ladito de la cama. Y él sin poderme ver, tratando de asomarse. Bueno, eso ya lo supe cuando lo hice.

El caso es que fue así como logré enterarme que el hijo del jardinero era capaz de cualquier cosa por mirarme sin ropa. Y yo ni me enteré, seguí tendida en cueros como diez minutos. El hijo del jardinero estaba afuera chille y chille con el brazo roto, y yo decía: Y hasta me daba vueltas, si quería. Y le dejé bien claro que si no eran exactamente esos mil, no había trato. Y hasta le dije: Entonces yo decía, ya con mayor razón: Y el chiste era que al niño no le había dejado otra salida.

Cuando te lo conté, no con tantos detalles como ahora, quería sólo que me dijeras lo que me dijiste. O sea que no hubiera tenido ni que chantajearlo, que a su padre lo habría hasta matado con tal de verme un día encueradita.

Si me iba a desnudar, la delante de el tenía que tener todo el control. Entonces me di cuenta que después del accidente yo podía jugar con algunas ventajillas. No sé si sea ésa la palabra. Si esa tarde yo no tenía el billete debajo de mí almohada, a la noche el hijito del jardinero iba a estrenar otra fractura en la mera comodidad de su hogar.

No se lo dije así. Lo digo ahorita para ver si de menos te divierto. Pero es que yo en el fondo no me considero puta, y si lo digo es para hacer un chiste y creerme otra vez que no soy lo que digo que soy. Porque lo que yo soy es La Chica del Pastel.

Por eso aquí te estoy contando del primer pastel. O sea que tenía trece años y era una profesional. Yo tenía mil desde el jueves, todos para mí. Te decía que desde el jueves vino el niño a pagarme. Luego hasta calenté el termómetro, así que el viernes me dejaron quedarme en la casa: Claro que me tardé, eso si. Me pintaba y me despintaba y me volvía a pintar y no me convencía. Creo que iba a la escuela vespertina, o algo así. Supongo que se estaba derritiendo del nervio desde la mañana.

Pero ya a la hora buena dije: No me voy a atrever a tirarme la toalla. Ésta usaba los miedos para disimular las culpas. Pero no eran las culpas. Te calientan, de pronto. Por eso luego hasta las andas extrañando. Yo no quería librarme de las culpas. No era que alguien nos fuera a descubrir.

El jardinero no estaba, solamente el niño. Lo veía por entre las persianas, paradito a medio jardín, como castigado. Pero igual yo seguía sin saber qué iba a pasar. O no sé, a decepcionar, pues. Si me daba la gana no bajar, ya no iba a ser La Puta sino La Estafadora. No sé qué sea mejor, pero digamos que a la una de la tarde me decidí a no ser una ladrona.

Así que decidí bajar sin toalla. Él va a ver mi cuerpo, pero yo voy a ver su mente. Apenas di un pasito en el desayunador, vi que el niño seguía mirando hacia mi ventana. Y yo abajo, desnuda, casi frente a él. Yo, o sea su puta. Eso es lo que pensaba, y me entraban las ganas de acariciarme toda enfrente de él. Hazte cuenta las piernas, los brazos, la cabeza. Como vedette, te juro. Y creo que él me vio en el peor momento: Tampoco sé cómo le hacía para no caerme. Pero apenas caché que me estaba mirando se me fue todo el miedo.

No creas que lo vi así, frente a frente. Pues a la hora de los chilazos no vi nada. Era como si un faro muy potente me cayera encima, y yo claro que estaba como deslumbrada por toda esa vergüenza junta. Querer salir corriendo pero también querer quedarte por los siglos de los siglos así, toda desnuda.

Te lo cuento y lo pienso, y lo recuerdo, pero me siento como si algo me faltara. No es cierto, era naranja. No podía moverme, ni tocarme. Creo que solamente miraba para abajo.

Me acuerdo que me preguntaba: Y entonces me ponía a girar despacito, como si le dijera: Y tanto se apuró que se volvió mirón profesional, o sea: Pero eso cae ya en otras funciones, yo te estoy platicando del día del estreno.

No podía ver su cara, pero si su figura. Pues eso mismo, ser ambicionada. Vengo de una familia ambiciosa, y mucho. Siempre vi a mis hermanos deseando lo que no tenían, ni iban a tener. Porque mis papacitos eran igual de ambiciosos, entonces qué esperanzas que un día los llevaran a, no sé, Disney World.

De repente juntaban los ahorros y se iban de crucero, como ricos. Y a precios populares. Y eso de ser deseada es droga dura. Y eso que ni siquiera me atreví a manosearme toda, cómo crees.

Como que a esas edades casi todo te pasa. Te llevan a la escuela, van por ti, te castigan, te premian, te obligan, te convencen, el caso es que una nunca, O bueno, casi nunca provoca que algo pase. Algo grande, me entiendes. Porque aparte no era una cosa, sino dos. Igual lo de la mesa lo habrían comprendido, pero lo del billete era imperdonable.

Ellos pujando como desquiciados para subir de clase social y yo encuerada enfrente de la servidumbre. Recibiendo dinero de la servidumbre. Obligando a robar a la servidumbre. Nunca fui a Zacatecas, ni conocí a esos tíos, pero me acuerdo que lloraba como loca cuando me hacían creer que me iban a mandar.

A partir de ese día como que se me fue el terror. No dije nunca nada, pero empecé a pensar: Total, me iba a escapar. Prefería ser puta, sin ninguna duda. Había que ser pendeja. Y a lo mejor si soy, porque en eso acabé. Y en fin, que ya sabía desnudarme. Creo que el numerito de la mesa me puso a volar, porque al bajar de ahí no volví a ser la misma. Algo que era un deseo muy remoto y de repente se volvía un plan: Yo quería tener el pelo negro, así ellos nunca me volvieran a hablar.

Si no les gusta córranme, al cabo que ni soy de su familia. Se me ocurre que ahorita estoy como el día de la mesa. Desnudando mi vida frente a ti, pero otra vez con todas las ventajas. No tienes fracturado el brazo pero tampoco tienes ojos. No sabes dónde estoy. No te imaginas todo lo que estoy haciendo mientras hablo. Podría estar desnuda mirando tu foto, o metida en la cama con un güey que me besa las piernas en perfecto silencio.

Pero no te estoy viendo a ti, ni estoy hablando por teléfono. Un día dejó a su distinguida tribu en Zacatecas y supongo que entonces estrenó identidad. O no sé si después. Y un día resultó que la enferma era yo. Solamente una cosa, que si no te la digo vas a acabar creyendo que de verdad soy puta. O sea que esos pelitos sabían mis secretos. Yo podía pasarme la mañana jugando con muñecas como niña babosa, pero nadie había visto que a las muñecas rubias les había pegado pedacitos de peluche negro.

Tanto que hasta dejé sin orejas a los changuitos de mis hermanos. Porque claro, en mi casa ni las muñecas eran prietas. Si este niño es chismoso, media colonia va a enterarse de que no soy rubia, ni tampoco niña.

Pero no era eso de lo que estaba hablando. Mi familia de rubios que nunca serían rubios y que se hubieran muerto de enterarse que todos los vecinos ya se habían enterado.

Corno si no fuera obvio, carajo. Y si la tenía, sería con unas cejas igual de negras y de enormes que las de él. Miren, soy un farsante. Con decirte que un día llegó a la casa con el pelo enchinado. Cada que lo veía hablando con su inglés de academia de Tlalnepantla, me imaginaba a un lanchero con el pelo oxigenado y la gringota junto. De niña los oía y opinaba: Sólo que luego ya no quise hablar inglés para ser igual que ellos.

Hablar inglés, tener el pelo negro, no vivir en mi casa. Creo que esas tres cosas eran las importantes cuando llegó Iggy Pop.

Aunque había canciones que me gustaban, pero como eran suyas yo nunca las ponía. Ya sé que estaba tiesa y muriéndome de miedo y de vergüenza, pero digo: Aunque si he de decirte la verdad, nunca antes de Iggy Pop sentí así, verdaderas ganas de bailar.

O sea de bailar sin que nadie me viera, completamente sola, corriendo por mi casa, igual que las señoras cursis de las películas donde todo el tiempo cantan.

Y nada de eso habría sucedido si antes yo no me hubiera interesado en el inglés. Pero no era el inglés que me gustaba. Como todo en mi vida, siempre y en todas partes. Traducía las letras de las canciones en mis cuadernos, hasta que un día una me dejó pasmada.

Perdona que pronuncie así de feo pero ya ves que esto de pronunciar bonito no siempre se me da. My God, soy una naca. La canción se llamaba Isolation y yo pensaba que era insolación. No entendía muy bien cómo un tipo que se estaba insolando podía darse el lujo de pedir amor. Bueno, si lo entendía, pero a mi modo. Imagínate lo sacado de onda que estaría el pobre güey, si hasta a medio desierto sigue chíngando con que nadie lo quiere. Por eso me di cuenta de que ese disco era mío. No mío, sino El Mío.

Lo grabé en varias cintas, tenía que tenerlo cerca para escucharlo el día entero. No se me olvida el titulo: Desde que yo me acuerdo todo era idéntico.

Íbamos a la iglesia, salíamos de visita, nos llevaban al parque. Si papi, no papi, de chocolate, con queso, sin chile, con permiso, me da igual.

Todo me daba igual porque era como si todo lo que pasaba alrededor de mí fuera parte de un tiempo no sé, ajeno. O de lo que yo era, pues. Un día me obligaron a mirar de frente, y a mi me dio tanto coraje que puse cara de odio. Me acuerdo que pensaba: Los voy a matar. Digo, tenía nueve años, no iba a matar a nadie, pero quería pensarlo para que luego se notara en la fotografía. Sonríe, y yo le sonreía, pero siempre pensando: Cómo sería la cosa que rompieron la foto. Pero siguieron insistiendo en fotografiarme.

Yo para ellos era La Güerita, ya me entiendes. La Nena de la Casa. La Ricitos de Oro. La Chica del Pastel? El día de la mesita del desayunador me di cuenta de lo poco que los necesitaba. No soporto esta vida. Me voy a ir a New York. Recortaba periódicos, pegaba en mis cuadernos fotos de rascacielos, tenía hasta un mapita con las líneas del subway.

Me imaginaba recorriendo tiendas, con el pelo negrísimo, ya mero azul, cantando: I need some lovin, líke a fastball needs control. Cada vez que hacía cuentas decía: Me faltan equis meses y tantos días, y hasta sonaba bien, como que no era tanto. Voy a tener dieciocho cuando acabe el martirio.

Porque ya a los dieciocho te sales por la puerta, no tienes que escaparte. El chiste era quitarles el gustito de tener cenicienta en casa por cuatro años. Si hablaba bien inglés, podía irme a hacer trampas a Manhattan. Manhattan, la muy ñoña. Tenía que largarme en chinga loca, y a lo mejor por eso me propuse un plan de locos: Con tanta puntería que mis papas apenas alcanzaron a cancelar la fiesta.

Estoy segura de que mis compañeras me odiaban por güerita. Y ellas, que se morían por que las confundieran con gimnastas noruegas, imagínate el odio que sentían cada vez que hacia burla de sus sueños de cíertopelo.

Y como yo ya las había invitado a todas quería muchos testigos para mi fuga , la semana siguiente media escuela sabía que la niña que había reprobado todas las materias ya no iba a tener fiesta. Sin poder embarrarles a esas pinches coatlicues en sus pinches carotas que yo no iba a ser una pinche esclava como ellas.

Pasajeros en trance La moto, el campamento, el coche: Durante los campamentos vivía intensamente amores imposibles de raíz, pues de antemano se sabía incapaz de cuando menos pretenderlos: Instructoras de windsurf, empleadas de cocina, counselors, gringas al mismo tiempo próximas y distantes que sin duda se habrían carcajeado de sus intenciones.

Gringas-musas, opuestas en sus pensamientos al modelo de gringa sobrada de cuerpo que solía privar entre los compañeros de la escuela. Mas no obstante su calidad etérea, las musas recibían de vez en vez los mensajes anónimos de quien prefería eludir todas las probables amistades para mejor centrar sus esfuerzos en seguirlas de cerca, siempre desde una sombra segura, aunque febril.

Un método curiosamente similar al que desarrollaba para escribir: En cuanto a los vehículos, que en otros casos colman de popularidad a sus dueños, Pig había usado la moto y el coche no para seducir a sus vecinas, sino para escapar de todo cuanto le pareciera vecino, y por tanto amenazadoramente próximo.

Se escapaba hasta el Centro en la moto: Pero si con la moto sólo de cuando en cuando conseguía escapar de la colonia para hacer una de esas travesías - cuando sabía que Mamita no volvería en horas-, el coche le dio toda suerte de facilidades.

Antes que transportar a los amigos que no tenía, Pig se lanzó a bucear allí donde Mamita era incapaz de imaginarlo dar un paso sin taparse la nariz. Una vez con el coche a su disposición, Pig confirmaba su estatura de niño mimado, al tiempo que afirmaba una honda tentación de pervertirse. Hasta los dieciséis prescindió de los cómplices; después fue precisando de ciertas compañías. Un miedo que se goza: No quería viajar solo, ni sabía a quién proponérselo.

No obstante, en el descanso de las nueve y media se le acercó uno de los asustados: Al diez para las diez, comenzando la clase de natación, Pig ya tenía un prospecto real de amigo: En el supuesto, poco verosímil, de que para ese entonces conservara la capacidad de distinguir instantes de minutos. Pig recuerda las grandes dificultades que pasó para calzarse pantalón, camisa, calcetines y zapatos.

Pues cada prenda le exigía una cadena de movimientos coordinados, que de pronto desmenuzaba y encontraba excesivos. Lejos de prevenir las muy probables consecuencias que tan extremas y notorias alegrías podían acarrearle dentro de la escuela, Pig salió de los vestidores con la felicidad de un muñeco de ventrílocuo -las cejas levantadas, la sonrisa impertérrita, las pupilas ya fijas en cuarto creciente-, seguido de muy cerca por el Sapo, que iba bailando solo.

Cuando menos pensaron, ya estaban rodeados: Ciertamente, no debían volver al edificio en tamaño estadazo. Pero claro, no estaban entre extraños. Por lo menos al Sapo lo conocían bien, y a Pig sin duda ya lo estaban conociendo. Por eso su mejor tarjeta de presentación estuvo en su cartera: Por supuesto que no: Un primo los consigue -resolvió, triunfante, ya calculando que no sólo tenía nuevos amigos; también iba a tener con qué comprarlos.

Dos mil por cada uno -devolvió Pig, sin titubear. Recuerda la cosquilla satisfecha, la comezón con uñas integradas, la exacta y absoluta correspondencia entre el deseo y su satisfacción. Porque la estupidez, descubrió Pig en medio de una revelación química, podía ser también un estado de gracia compartido.

Había, por supuesto, una vibrante falsedad en todo aquel ritual de iniciación, pero ciertas mentiras dejan de serlo apenas son creídas por quien las concibió. Y Pig quería creer, estaba listo para firmar lo que fuera con tal de no perder ciudadanía en esa realidad gozosamente sacada de la manga. En cualquier caso, parecía ya obvio que nadie de esos cinco se iba a bajar del tren antes de entonces. Lejos estaba el Sapo del rigor crítico suicida del Detector de Faulkner, pero el rock le había dado, como a tantos, la sensación de ser un tipo culto y mundano: Crecido en un ambiente pleno de libertades personales, hijo de dos psicólogos que hasta a media merienda citaban a Lacan, o a Fromm, o a Jung, el Sapo había encontrado en Bowie, Bauhaus y los Cocteau Twins las fuentes de sabiduría necesarias para mirarse en el espejo como alguien especial.

Tal vez no exactamente. Con los labios pulposos y los ojos saltones, el apodo del Sapo se explicaba solo. En cambio, el de la Sopa era un secreto por el que Pig no se atrevía a preguntar. El conjunto, no obstante, atraía como un conjuro la atención de Pig, hasta arrancarle a trozos el sosiego.

Depresiva, explosiva, retraída, de risa impredecible y desconcierto pronto, la Sopa se llamaba como nadie parecía recordarlo: Acurrucado en una timidez todavía inexpugnable, Pig hubiera querido llamarla por su nombre, pero ello habría sido tanto como enseñar sus cartas en un juego donde tenía todas las de perder.

Con dos años de menos y una tendencia infame al titubeo, la sola idea de enfrentarla como a una mujer, y no sólo como a una cómplice amigable, le parecía de por si ridícula. Albergaba, de cualquier forma, una esperanza: La rehuían, la remedaban, la tenían por piruja viciosa e intratable, y era esa calidad de apestada social la que Pig apreciaba sobre todas las cosas. Por eso, en sus escritos, las heroínas eran siempre reprobables: Reveladoramente, la interfecta nunca se dio por aludida; lejos de enamorarse de ella, Pig se estaba prendando de su propia creación.

Si sus amigos fumaban a toda hora, él sólo estaba disponible para viajes largos, que por su misma intensidad, amén del precio, no permitían la diaria reincidencia. Cuando Pig, ya con dieciocho años, preguntó al Sapo por qué a esa tal Nieves le decían la Sopa, su respuesta lo dejó a un tiempo tieso y adolorido. No sé, se la tiraba todo el mundo, hasta yo -soltó la risa el Sapo, con esa mezcla de prepotencia y piedad por sí mismo que suele proteger al inseguro del ridículo abierto.

Pero eso ya era tarde para saberlo, como tarde seguía siendo, año tras año, para bajar a cada musa del altar que en silencio le había levantado, comenzando por ese título patético: Se cagaba en todo eso, por supuesto. Alardeaba, en compañía del Sapo, del temple duro que lo convertía en un perfecto escéptico.

Y si se divertía, su expresión conservaba el rictus de insatisfacción, como una plataforma que ya de entrada lo ubicaba por encima de las circunstancias. Para la mayoría de sus compañeros, Pig era un espeso, pero no un caliente. Making love with his ego, Ziggy sucked up into his mind.

Fue por eso, tal vez, que Mamita lloró esa tarde a sus anchas, libre de sospechar que Pig podía oírla entre pausa y pausa, en la tierra de nadie que separa las canciones de un disco. Tanto y tan bien la oía que terminó cantando durante cada pausa, con tal de no seguir mirando el fantasma de un llanto para el que no deseaba comprar boleto.

Quería y requería vivir en el presente, desdeñar al futuro, con toda su engreída inminencia, como a una mera superstición tribal. A medianoche volvió a prender la grabadora, se calzó los audífonos, se mintió: No le va a pasar nada.

La nada era una prórroga, una tregua, una hipoteca. Por sobre todo lo visible y lo invisible, la nada era completamente suya: Sin pecado concebida Te lo voy a contar de una vez, si no luego me va a dar tentación de inventar cosas. Porque ésta era de una de esas cosas que una nunca le cuenta ni al espejo, ahora imagínate a una grabadora. Una va y hace las cosas como se le ocurre, o se le antoja, o lo que sea, hasta que llega el punto en que dices: Espérate, qué estoy haciendo.

Digo que de repente hay como una bardita que te saltas y piensas: Nadie que yo conozca se ha saltado esta barda, yo me la estoy saltando.

Pues hazte cuenta que era eso lo que calculaba cuando me dio. Y es que imagínate la clase de oportunidad que yo le estaba dando al escuinde ese. A lo mejor porque ya desde entonces yo a las putas les envidiaba todo menos la famita.

Con el hijo del jardinero yo tenía mi lugar, tanto que hasta podía chantajearlo. Eso se oyó muy mal, yo no lo chantajeaba. Como te dije ahorita, le daba una oportunidad. Así como hay personas que se gastan montones de dinero en ir a temporadas de conciertos, yo le estaba vendiendo al escuincle caliente boletitos para una obra en varios actos. Porque no era lo mismo mirarme desnudita a los trece años y medio que a los trece años ocho meses.

Había inventado un sistema de financiamiento tan bueno que ya ves, hasta el hijo del jardinero podía contratarlo. Yo no podía robar, necesitaba los atentos servicios de otro ladrón. Alguien que pudiera ir a cualquier lado. Era voluntaria de la Cruz Roja. Un día me escapé corriendo a la cerrajería y saqué duplicado hasta de la llave del tapón de gasolina. Nunca se sabe, y vaya que después tuve razón. Le di al niño la pura llave de la puerta, y entonces que le digo: Nadie se va a asustar de verte cargando un par de bolsas del mandado.

Y lo volví a llamar: Porque no vayas a pensar que le ofrecí un centavo del botín. Era un asunto de moral familiar. Una cosa es que le robes a tu propia familia, que es como hacerte un adelanto de la herencia, y otra muy diferente es que ayudes a otros a atracar tu patrimonio. Claro que ése era el patrimonio de la benemérita Cruz Roja, no el de mi familia.

Eso era lo que yo creía, of course. Yo le estaba robando una de dos: Todo eso se lo repetí como diez veces. Digo, tenía que tener bien claro lo que le iba a pasar si me estafaba.

Es la prueba que exige la Dama al Caballero para poder confiarle los sagrados secretos de su cuerpo. Y si era un caballero, porque nunca falló. Porque yo lo obligaba a llamarme Violetta. Pero a su tiempo. Primero había que ganar dinero. Me acuerdo que le dije: Tampoco es que me lo creyera, pero de todas formas tenía que decírselo. Ya iba a meter la llave en la puerta y de repente que oye la campana de una iglesia: Te vas a ir al Infierno por cobarde, le dije. Estaba que berreaba del coraje: No me vuelvas a habar, le dije.

Lo dejé que sufriera como veinte días. Se pasaba las horas mirando mi ventana. Cuando faltaban pocos días para la nueva comida de la Cruz Roja, me asomé bien mamona y lo llamé. Era yo una abusiva. Creo que el pobre niño no tenía ni doce años y yo ya lo traía de mi paje.

Ya hasta había hecho su plan. Digo, se iba a robar muchísimo dinero. Y yo hacia las cuentas: Esa vez era octubre, a mes y medio de diciembre. La noche de antes del atraco soñé que iba a una casa de cambio y me daban siete mil dólares. Desperté, hice la cuenta y me quedé pendeja. Diecisiete vuelos redondos a New York.

Me pasé el día entero en la biblioteca. No me habían firmado las calificaciones, pésimas como siempre, y la puta maestra no me dejaba entrar a clases. Puros libritos de superación personal. Me ganaba la risa ahí solita cada vez que pensaba: Habría que hacer un manual de superación para tramposos. A la salida ya no andaba positiva. Hasta pensé en pedir perdón desde antes y echarle como tres cuartos de la culpa al hijo del jardinero. Hazte cuenta La Chica del Pastel recién salida de un festín en Transilvania.

Así que haciéndome la muy normal que agarro y le pregunto: Y que me dice: Y en ésas se me ocurre: Creo que la señora esa, la dizque tía Josefa, se había muerto la semana anterior. O sea que si mi madre traía esa cara y no quería habíar, seguro ya la habían dejado limpiecita. Igual iban a sospechar de mí, o hasta me descubrían. Pero si eso pasaba también salía ganando, porque de cualquier forma no pensaba devolverles un quinto.

Tenía dinero suficiente para mantenerme por no sé, diez meses, un año. Y con agua caliente. Llegamos a la casa y me llamó a su cuarto. Ya me jodí, pero igual yo ya estaba convencida de moscamuertear a muerte. Y en eso que me acuerdo que no, que iba adelante. Como estaba nerviosa por lo del atraco, me levanté desde antes de las seis, of course que llegué al coche antes que nadie. Y claro, me senté adelante.

No dije nada, pues, pero me vino una seguridad maravillosa cuando le conté con pelos y señales que me había bajado en la esquina de la escuela porque ella traía prisa y bla bla bla. Entonces que me dice: Vete, y que llama a mis hermanos. Salí de ahí sintiendo que flotaba. Todavía me regresé, ya muy tranquilita, a preguntarle si le había pasado algo.

Nada, hijita, las prisas, me dijo, como siempre que no quería hacer el esfuerzo de inventar entera la mentira.

Soy inocente, ahora ya sólo falta saber si soy rica. Aunque igual no tendría nada de raro. Como a las cuatro llegó el niño, con el cuento de que había dejado una herramienta en el jardín. Le abrí la puerta, me miró muy serio y yo pensé: Como para ponerme a bailar. Hasta que ya le dije: Vete por tu herramienta, la semana que viene se te va a hacer ver a una niña rica encuerada.

En la casa había miles de lugares para esconder cosas pero nunca es lo mismo un billete que una billetiza. No podía quedarse debajo de la cama.

Deberías de saberlo, si es que pretendes escribir mi vida. El día del atraco me di cuenta de que las dos teníamos la mismita lógica. Cuando ellos se ponían a hablar de mí, yo me metía al clóset y los oía perfecto. Una tablita de medio centímetro de grueso. Me acomodaba encima de las bolsas de ropa vieja, y así como los escuchaba hablar de mí, sabía todo lo que decían de mis hermanos, y hasta me había enterado de rollos bien no sé, privados.

Creo que fue a la agencia una vez. O dos, no sé. Igual hasta creerías que es boxeador, o jugador de americano. Depende si se pinta el pelo o no. Cómo vas a saber, si igual no lo has ni visto. Pero no se le para, así le toques el Himno Nacional. La primera vez que lo oí no sabía lo que era la impotencia. Yo juraba que era algo así como escasez de vitaminas.

Luego ya me enteré y hasta me preguntaba cómo habíamos nacido nosotros tres. O los dos, pues. Creo que luego se calentaban y se decían cosas, pero siempre en voz baja y con la tele prendida. Pues en el clóset, claro. Y te juro que yo la oía respirar. Me quedé quieta, casi sin respirar.

Y ella siguió sacando los cajones. Luego no sé qué hizo, sólo la oí gritarles a mis hermanos que dejaran de hacer ruido porque estaba tratando de dormirse.

Y ellos le contestaron desde el jardín. Por eso me di el gusto de contar el dinero, acomodarlo con toda calma en el mero centro de una de las bolsas, cerrar el clóset con muchísimo cuidado y ponerme a brincar como loca en mi cama. Traía los ojos rojos, los pómulos hinchados. No es que me esté burlando; me molesta sentir piedad por ella.

En mi familia éramos como monumentos. Cada uno con su espacio en el paisaje. Seria como apiadarse de la Santa Madre Iglesia. O no sé, del Monumento a la Madre. Si al día siguiente el dólar amanecía igual, me iban a dar doce mil novecientos cuarenta y tres dólares. Nueve viajes a Europa con todo pagado. Treinta meses de renta de la casa en que vivíamos. Once años de colegiaturas en la Secundaria Ejecutiva.

Lo bueno de mi madre es que salía mucho. Por ejemplo, esa tarde se fue con mis hermanos. Pensé en ir a su cuarto y meterme en su clóset, pero como que me sonó una alarma.

Podía escaparme un ratito, pero no sabía si me iban a cerrar la casa de cambio. Y de repente sentía una no sé, comezón por cambiarlo. Si me encontraban muchos miles de dólares podían sospechar lo que quisieran, pero si veían pesos: No sé, me entró la paranoia. Ni mi nombre me preguntó, el güey. Pero también le dijo algo chistoso: Ni modo de anunciarlo.

Soy de Montevideo, Uruguay. Ciclista falleció al ser embestido por una moto en San Antonio, vecinos del lugar piden lomadas. Bueno, suerte con su ley. Felicitaciones al técnico ucraniano por los conceptos vertidos.

Gracias por enseñarnos lo que no sabíamos y que Dios lo ampare en la tarea de retirar el buque de la arena. Toda la razón tiene el ucraniano: Que el gobierno no se olvide del proyecto esclusa de San Antonio. Les hago llegar el comentario relacionado con el tema de bombero que toca demostrando un conocimiento parcial o interesado. En primer lugar, las modificaciones en cuanto a la forma de tramitar las certificaciones: Al dejar el cargo el Ministro Jorge Venegas se despidió de los funcionarios.

Esto es un desastre, lo que quieren es tratar de acomodar a otro antes de que termine el periodo. Si un vecino va a traer algo de Concordia, tiene problemas con la Aduana.

No somos un país en serio. Si bien el contrabando crece los casos llevados ante los juzgados penales de Salto han sido relativamente pocos. Hasta que no desaparezca el bagashoping no creo en las medidas de control que hay en la frontera que permiten traer sólo un bolso.

Después se quiere controlar a gente que va con familia a Concordia a comprar algunas cosas. El Centro Comercial que no proteste tanto por el pasaje de mercaderías porque cuando les favorecía a los argentinos venir a comprar a Uruguay nadie controló a los argentinos para que no compraran en Uruguay.

O sea, los argentinos provocaban una demanda agregada y hacían subir los precios en Uruguay y los tenía que pagar el pueblo uruguayo. Ahí el Centro Comercial no protestaba porque el negocio les servía. Pero se debe ser justo. Equipo de Gobierno recorre localidades del interior. Porque los cargos de ministros en el Frente se realizan por cuota política.

Después la llevaron a hablar con Mujica que la ratificó en el cargo. Y como el Frente no decía que los cargos deberían ser distribuidos de acuerdo a la capacidad de los ciudadanos y no por cuota política… el pez por la boca muere pero esto es vergonzoso y nadie dice nada…. Vayan a atender sus obligaciones y sigan viviendo, lo que pasó, pasó.

El tema es que muchos no lo entendieron así. Como es para protestar y a éstos, eso les encanta aunque no le des un pico y una pala porque salen corriendo , les viene bien. Ya que en vez de estar contenidos, aprender los valores de un hogar y de una familia, el valor del trabajo y de recibir la educación necesaria para el crecimiento espiritual y el fortalecimiento de los sentidos, reciben señales de supervivencia y claves para poder subsistir cada día, sin saber qué va a pasar mañana.

Al Gobierno no le importan los presos, porque no votan. Los mismos que se tienen que aguantar para ir al baño, porque las mujeres presas que no son sus madres, lo tienen ocupado y no les importa que ellos se hagan encima.

Esto ocurre en el barrio Williams de Salto y nadie dice ni hace nada. Todos somos culpables porque sabemos de su existencia y no estamos haciendo nada para revertirlo. A nosotros tampoco nos importan. El incumplimiento de la comparsa brasileña, que pretendió llevarse el dinero sin cumplir debidamente el compromiso contraído con la Comisión de Fiestas de Salto, el turismo en la semana de carnaval y hasta el traslado de la Dra. Lo que sigue es un compendio de los correos electrónicos remitidos a nuestra Redacción.

A pesar de la organización y la buena predisposición de la gente que desfila, anoche no fue una noche perfecta. Me encontraba sentada con un grupo de amigos en calle Uruguay a la altura del 10 por la vereda de Alfredito disfrutando del carnaval, cuando del balcón de una casa al que tiene un cartel, nos llovió cerveza en varias oportunidades.

Sabemos que fue a propósito porque se tocó el timbre de la casa para hablar de lo ocurrido y nos contestaron con insultos. No sé qué pensaba esta gente pero espero que no se vuelva a repetir el próximo desfile.

Las Termas de Dayman, Arapey,Salto Grande son hermosas,haces una terapia, con la naturaleza que presenta, te vuelves nuevo a trabajar, Salto es lo mejor para vivir allí o para ir de vacaciones. Qué bueno eso, que estén colmadas las termas, pues, como comenté en otra publicación que hice, la atención es muy buena, todo muy limpio, los salvavidas atentos, la vigilancia -aparte de la mía- genial y la entrada es accesible. El carnaval debe ser privado o no ser.

Basta de gastar plata en carnaval; no quiero que mis impuestos tengan ese destino. Que la Comisión aprenda. Y todavía la gente se desespera por ir a ver ese desastre. Vamos que esto es Salto, gente. Yo no lo puedo creer. Buenos días, mi nombre es Christian García. Soy un montevideano que el próximo año me iré a vivir a su ciudad, para cursar la Licenciatura Binacional de Turismo. Quería felicitar a todos los que integran el diario ya que es muy bueno.

Esto contribuyó a que no hubiera incidentes de gravedad. Trabajadores pueden obtener por Internet su Historia Laboral. Mi esposo fue mandado a seguro de paro pero la empresa lo llamó para reintegrarlo. El tema es que no le pagaron despido y lo quieren reintegrar a sus labores pero como si fuera nuevo. Tenemos entendido que hay un plazo para retomar al trabajador con sus mismos derechos y en este caso no corresponde despido seis meses o en su defecto despedirlo, abonando sus derechos.

Vecinos del barrio Macció dan nueva versión sobre conflicto que dejó un joven herido y un procesado. A veces, por querer mucho a nuestros hijos hacemos vista gorda con algunos problemas que llevan nuestros hijos en la vida y que son perjudiciales para ellos.

Gracias por dejarnos expresar, saludos. Vehículos de menos de 10 mil dólares con deuda de patente en otras comunas pagan tasa de circulación. Tengo una camioneta vieja, del 55, que debe en Montevideo La camioneta no llega a 1. Por favor, cualquier comentario o sugerencia, mi e-mail es kamellox hotmail. Me parece que hay que tratar de apuntar a un turismo con mayor calidad antes que cantidad. Mucha gente tempranera que camina por allí lo ha visto.

Fui muchas veces a darle gracias y, cuando me acercaba a la gruta, me trasmitía la paz que yo necesitaba. Cada vez que tengo que ir para ese lado paso y le doy gracias. Inicial y Primaria de Salto hay muchísimas irregularidades en las listas de elección de cargos.

Es lamentable pero juegan con nuestra persona al no respetar nuestros reclamos, no tienen en cuenta que nos jugamos un puesto de trabajo de todo un año. En el día de ayer por imposición de las dos Asociaciones que por suerte estaban presentes como son la Magisterial y la Varela, debió ser suspendida a la mitad del transcurso una elección. Había por lo menos 5 trabajadores de la intendencia trabajando enfrente y siempre aparece que no se localizaron testigos. Hace casi 2 años que es irregular y este es uno de tantos accidentes que sucedieron por no reparar a tiempo esta vía de entrada a la ciudad, ya perdimos la cuenta de los accidentes.

Evidentemente, no se ajustó a eso. Esto es entendible, aunque no justifica la omisión de responsabilidad. Voy haciendo cuatro reclamos y es como darle patadas en los genitales a un difunto. Esta todo sobre la vereda y una colilla de cigarrillo podría causar un desastre. Pido por favor se hagan cargo del trabajo que deben realizar, por el que pagamos cotidianamente los contribuyentes, no hay excusas.

Lo que me dejaría contento es que no se vanagloriaran tanto y al final no cumplan. No señores, no hay que tenerles miedo; como a los milicos en el ochenta, hay que plantarse. Lamentablemente tu correo anónimo es agresivo. Bueno, realmente me alegro por el departamento y la comuna. Suprema Corte trasladó a la jueza Raquel Gini a Montevideo como ascenso en su carrera de magistrada.

Carlos Echeveste dice desde La Teja. Lo primero que miramos en nuestros recibos de sueldo cada vez que cobramos, es la cantidad de impuestos que tuvimos que pagar por el mero hecho de percibir una ganancia, de la cual el Estado saca su tajada y con ella, dice mantener al país y hacer que la cosa funcione.

El Estado, o sea todos nosotros, somos los que damos la cara por ellos. La clase media es la misma que puede pagar el cable, pero no comprar todas las revistas, a veces solamente algunas y a través de ellas puede ver todo lo lindo que sería ir de vacaciones a esas mismas playas que un poco las conoce por las revistas que compra y otro poco, por los programas de televisión que puede ver a través de la televisión por cable.

Pero que casi no sabe lo que es pisar la arena y mucho menos el agua salada. Pero paga con sus impuestos campañas millonarias para que el Estado, pueda promocionar las mismas al mundo para que deje dividendos.

Pero lo peor del caso, es que la clase media es sumisa o testaruda, porque no recurre al pataleo y se deja meter la mano en el bolsillo, en vez de salir a criticar, a pelear por lo que es suyo y a exigir que dejen de robarle, la dejen crecer y vivir en paz, aunque sea con lo poco que le queda.

Otra que país de primera. Variados han sido los temas que concitaron la atención de nuestros lectores esta semana, algunos con mayor intensidad que otros. He aquí las mismas. A prisión por lesiones me parece bien pues una paliza te puede dejar con lesiones de por vida. Me parece un texto totalmente vacío. Creo que a este tipo de notas se refería Tania Ramirez cuando hablaba del mal manejo de su caso en los medios. Agrego que las agresoras fueron procesadas por lesiones graves.

Hay que tener demasiado cuidado en no volver a los violentos, víctimas. Soy prima de Juanjo Leivas y lo que él dice es cierto. Parece que la ley no es pareja. Un camión puede ser antiguo pero estar en condiciones. El conductor debe tener conciencia que en ese estado no puede llevar gente. Es un irresponsable, ya que pone en riesgo la vida de otros. La verdad es que yo vivo en la avenida Concordia y considero no vivir en los suburbios de Salto, es un barrio bien tranquilo este aunque muy olvidado.

A dos días del concurso las murgas ya presentaron sus trajes y ultiman detalles para que no falte nada. Mi queja es por el transporte de ómnibus: Seguramente la mayoría de esos patoteros son los que mantenemos nosotros los trabajadores, e incluyo a esa familia que, si trabaja, también aporta todos los días para la olla de los que después la apedrean. Sinceramente el sistema incurre en injusticias groseras que deberían haber sido previstas.

Compré en diciembre una camioneta Peugeot Expert año , furgón, para trabajar. Compré el vehículo en función de lo que precisaba y de la patente que pagaba. Pensé que el ajuste iba a ser razonable en función de variables como el IPC.

Veo que es un caos cuasitotal y no hay respuestas a los casos excesivos e injustos. Referente a procesamiento del señor que defendió a su familia de las agresiones sufridas, creo que entonces tenemos que hacer justicia por mano propia ya que si defendés lastimando te procesan y queda la familia desamparada.

Tendríamos que hacer como dice el dicho: Esa gente viene con malas costumbres de Montevideo a romper la poca paz que tenemos en Salto. En la década del 90 había un chino que las plantaba en la Fac. Luego, me enteré de que el pobre chino fue víctima de la mafia china de Argentina.

En pocas horas se agotó ayer la venta de sillas para el segundo desfile de Carnaval. No pude ir al carnaval esta temporada por razones de trabajo. Estoy de misión en Haití pero fui en febrero pasado, y ha mejorado mucho en todo sentido; la seguridad, lo principal.

Ahora se puede ir con la familia, sentarse tranquilo sin que nadie lo empuje o le esté tirando cerveza o vino por arriba. Se ve que esta Sra. Gracias por dejarnos expresar nuestras opiniones y así contestar o que se nos conteste.

Ah no perdón hace sí: Con nuestro dinero claro. Con sólo un medio tiempo Coutinho va ganando por goleada, y le falta la otra mitad.

Le deseo muchísima suerte Intendente. Como si Fonticiella hubiera hecho mucho. Lo que hizo, metió gente suya en la IMS, y dejó buen déficit fiscal. Estaría bueno que se pudieran compartir los contenidos en Facebook u otras redes sociales. Como sucede en otros portales de noticias. Chito Silva, a la distancia un abrazo enorme. Estoy al tanto de tus comentarios leyendo el diario en cuanto el tiempo me lo permite.

Estoy radicado en Juan Lacaze Colonia. El gobierno parece que no sabe que en los grandes países, y talvez otros como el nuestro, el trafico se tiene que detener y dar paso ante una emergencia. Referente a que muchos automovilistas no dan paso a ambulancias, bomberos, policia, etc. Por lo tanto, el carnaval puede llegar a traer a todos aquellos que no vinieron antes, en enero por ejemplo, porque a Salto, en enero no van a venir a morirse de calor si no tenemos playas o algunas otras bondades naturales que podamos ofrecer como descanso.

Sobre todo el de relevancia internacional que apunta a Punta del Este como el lugar escogido para albergar famosos, millonarios y turistas internacionales que no encuentran nada aquí y por eso no llegan. Ser innovadores y buscar mecanismos que coadyuven a generar el movimiento que necesitamos para poder transformarlo en empleo, inversión y provecho para este lugar del país, merece respeto y apoyo. Porque en ese tren es que pueden mejorar las cosas. También ocupó bastante interés de los lectores la celebración del carnaval en sí.

Lo que sigue es parte de los correos recibidos. Unos equipazos esos de Ferro Carril del Chumbo. Un rival de esos tiempos, de inferiores de la U. No se desaprovecha algo, no nada como dicen algunos. Es un vero pintor y dibujante. Los dibujó y pintó a estos personajes realmente con una precisión asombrosa. Cuatro policías resultaron heridos al pretender parar una trifulca en Plaza 33 durante el desfile de carnaval.

El periódico dice que los que perdieron fueron los policías. Es lamentable, porque los que perdemos somos los salteños, porque de ser una ciudad tranquila pasa a ser una complicada por 4 o 5 desaforados.

En la zona paga también había varias personas alcoholizadas, estaban tomando whisky, se tomaron 2 litros en el desarrollo del carnaval. La agresión a los policías IV. Ahora, el comentario del Sr. Me molesta la alcahuetería que forma parte del gobierno de ahora, me molesta que este gobierno haya hecho un carnaval privado solo para ciertas personas, o los que tienen plata, siendo que en el anterior gobierno se intentó hacer un sambódromo y les dieron palo como locos desde la prensa también.

Queremos que nuestros niveles educativos mejoren, para eso se habla de evitar la deserción en Secundaria, de bajar la repetición, etc. Bajar los niveles no es la respuesta para mejorar la educación, sólo para cubrir las apariencias. Mencionamos la repetición porque es uno de los elementos a analizar.

De todas formas entendemos que es un tema delicado que no puede reducirse al simplismo de creer que con eliminar la repetición se arregla. Es cierto que han mejorado los parques termales, se han hecho muchos arreglos, son un placer, pero hay algo que puede arruinarlo todo, la higiene. Baños que se usan de continuo no pueden limpiarse solo una vez por día. Es de destacar el servicio de salvavidas: El personal de administración también, muy efectivos todos, da gusto el trato con todos ellos.

Las comparsas, a excepción de Imperio y de Tropi Samba y de la comparsa de Concepción, vergonzosas, ropa, escenografía, contenido de muy mala calidad. Hay que hacer mucho para mejorar: Lamentable ver a las comparsas abrir con niños. Allí sí, espumas y niños bailando. Varios comercios y empresas de la Zona Este de la ciudad habrían sido estafadas con el cuento del festival benéfico.

Tengo un comercio en la Zona Este y me hicieron este cuento y salí perdiendo, ja. En mi caso se presentó un hombre en mi local a pedirme colaboración para un festival en el Parque Solari, en representación de la comisión vecinal de dicho barrio. Nombró el comercio del Obelisco y también me pidió el logo del local para dicha bandera.

Ojo, no sean tontos como lo fui, hoy por hoy por ser solidario te vacunan, ja ja. Perdí unos pesos pero cada vez aprendo que hay que vivir para uno. Andrés Lima sigue trabajando buscando polarizar su figura con la de Coutinho para medirse en el Sería deseable que los artículos como este, que son de opinión, fueran firmados por quien los escribe. No es lo mismo informar de actividades o acontecimientos políticos que interpretarlos.

Para los lectores sería interesante saber quién realiza estas interpretaciones. La Universidad Católica cumple 10 años en Salto y completa una oferta educativa con varias carreras. Escribo desde Buenos Aires. Mi madre estudió y rindió como alumna libre en Salto con un tribunal montevideano.

Conservó como un tesoro su título de Maestra. Y sí, fijate la diferencia de un vehículo a otro. Hay que saber andar entre la gente. Hoy a las No conforme con esa imprudencia, siguió por calle Artigas a una velocidad importante desviando motos y autos de un lado a otro de la calle.

Esta no es la primera vez que veo estas cosas. Lamentablemente hoy en día les dan la libreta a personas que se creen choferes porque van solo para adelante.

No es así, también a veces quieren tener la razón y no respetan al otro. Y que dé gracias a Dios que no mató a nadie ni fue de gravedad la situación. Capaz que hay responsabilidades nuestras , dice el dirigente. Pues creo que la responsabilidad pasaba por negarse a trabajar en condiciones inseguras, no decretar paros después que pasan las cosas. Es claro, nos citan para la renuncia de otro edil del Partido Colorado que le dan un cargo en la Intendencia, pero para solicitudes que llegan de la gente, no.

La citación a los ediles es responsabilidad de presidencia, la comunicación de los asuntos entrados, también. No se ha citado a los ediles porque el Partido Colorado decidió que no entraron asuntos de interés.

El citado artículo tiende a generalizar y por ende a cometer el desacierto de ser injusto poniendo a todos en la misma bolsa. Los ediles concurren a las reuniones una vez que son citados y a la vez se les informa del orden del día; así lo estipula el reglamento y así ha funcionado siempre.

Si no se cita a los ediles estos no pueden saber nada de lo anterior a menos que sean iluminados y perciban a través de un sexto sentido todo lo anterior.

Ni los ediles concurren. Olvidó también convenientemente la actitud confrontativa de Ramírez que se observa claramente en el video. Y cuando maniobra la represa es impredecible la operativa. No pude acceder a las sillas; cuando llegamos ya estaban vendidas. Igual lo disfrutamos de pie en la plaza Artigas. Mis hijos no sabían lo que era pues lo vemos aquí en el Sur solo por tele. Sí vamos a los tablados pero en vivo es otra cosa, muy bien organizado.

Por supuesto que en tanto amontonamiento de gente tiene que haber roces, discusiones y otras cosas. Sean sinceros… cada vez va menos gente al corso. Hace varios años, siendo edil, propuse el rescate de las balsas o como quieran llamarlas ahora.

Varias veces tuve entrevistas por ello con el exencargado de Termas Sr. Al tema lo inicié en gobierno de Malaquina, lo seguí con Fonticiella.

Hay otras cosas de nuestra historia tiradas. Yo no soy racista. Pero como pelirrojo me decían de todo y yo me la bancaba. En alguna ocasión fruncía el ceño, no voy a decir que no. Pero no pasaba de eso, no creía que me dijeran algo con intención de discriminarme y mucho menos para dejarme de lado. Si alguien no quería ser mi amigo, es porque sus razones tendría, pero no por mi condición de pelirrojo. Y si algo así pasó alguna vez nunca me enteré, aunque al igual que ahora me habría parecido ridículo.

Tengo un amigo muy querido, que siempre estuvo a mi lado en momentos muy difíciles y es el Gordo Luis, y le digo Gordo, porque es gordo, pero no me importa que así sea, al contrario. Entonces, concurrieron a este diario un grupo de personas vinculadas al movimiento y me plantearon su preocupación por entender que promover esa figura, que había causado controversia entre los integrantes de esta organización cuando fue electa por el pecado de no tener la piel oscura, podía plantear un acto de discriminación.

En ese momento me sentí molesto, porque intuí que quienes estaban reclamando, se estaban autodiscriminando y que incluso discriminaban a quienes no eran como ellos, a quienes no nacimos descendientes de africanos, ni tampoco de indígenas, y eso me molestó. Todo esto, para mencionar que me pareció sumamente injusto, que en el caso Tania Ramírez, tanto ella, como su entorno y sobre todo el Gobierno Nacional, que a mi juicio actuó con desmedida injerencia, sin tener todos los elementos del caso y encima presionando indebidamente al Poder Judicial, hayan catalogado al caso de racismo.

Ella no puede discriminar a nadie, sobre todo por su condición de empleada del pueblo y debe respetar a todos por igual, no utilizar esa función a su favor para prevalecerse. No puede criticar a nadie por su forma de vestir y decirle prostituta, ni gorda, ni flaca, ni ricachona, ni pobretona, ni albina, ni colorada, ni rubia, ni linda, ni fea.

Las mujeres que la insultaron y la golpearon estuvieron muy mal. Fueron violentas y no debieron lastimarla. Debemos erradicar el racismo de nuestra sociedad. Pero para lograrlo debemos ser honestos con nosotros mismos y no inventar situaciones y encima usar nuestra influencia política para que el Estado diga verdades a medias, porque en este caso y como ciudadano de este país, no siento que me estén representando, y muchos afrodescendientes seguramente tampoco.

Como sucede semanalmente, nuestros lectores envían sus comentarios sobre variados temas. Los recibidos durante esta semana fueron desde aclaraciones sobre el nombre de una reina ante un error nuestro -por el cual pedimos disculpas-, inquietudes ante actos de vandalismo ocasionados por menores, diversas opiniones sobre La Nota que habla sobre Salto y las termas, y nunca faltan comentarios acerca de la gestión municipal y tópicos políticos. No entiendo el artículo, el mismo habla de una mutación en la sociedad y finaliza exhibiendo un cuestionario sobre el perfil de los estudiantes.

Hablando propiamente y ajustando los términos del artículo periodístico, si existe una mutación en la sociedad deberían preguntar a todos los estratos de la sociedad cómo perciben a la RN y evaluar si existe una acción transformadora de parte de la misma. Uuuh, el artículo me pareció un poquito desubicado, soy re salteña y me encanta que la gente de otro lado me diga que conoce Salto por haber visitado las termas. Si bien las termas no es todo Salto, es obvio que nos identifica y me siento orgullosa de eso.

No así para enojarse con la gente de otros lugares por no conocer toda nuestra idiosincrasia. Debe saber ese señor que son turistas, o sea ingresos para nuestro departamento y bla bla bla. Aquí pasa lo mismo: Gracias por tan detallada y jocosa exposición del sentir salteño, totalmente de acuerdo, muy bueno, ja ja ja. Todo lo que escribió esta persona es gran verdad. Yo sé que muchos lo decimos sin saber lo que decimos, hay que aclarar que no es la ciudad que conocemos por ir a solo un lado….

Después decimos que los montevideanos son agrandados, decimos eso porque somos así o peores que ellos. En todo caso podés decir que conocés la capital del departamento, que es una fracción ínfima del mismo.

Pero me tomé muy en broma todo hasta una afirmación final: Coutinho inició la segunda etapa de su gobierno presentando a los nuevos integrantes de su equipo. Felicitaciones a todo el nuevo equipo de gobierno. Es un orgullo para Salto contar entre ellos con el Prof. Garet, figura prestigiosa del mundo de la cultura.

Felicitaciones a todos y en especial a nuestro intendente por la calidad de su trabajo. Es increíble cómo el FA ha caído tan bajo. Soy salteño pero estoy en el exterior hace 6 años y trato de estar a través de este prestigioso diario informando de lo que sucede en nuestro querido salto. No me cabe que el FA esté haciendo estas cosas. El exintendente pierde su tiempo difamando la figura del intendente en su radio, en vez de meter para adelante.

A tan solo 7 días de asumir el actual intendente. No es casualidad que comenzaron a asfaltar la Avda. El propio Fonticiella diciendo que el proyecto de esa avenida era suyo. Saludos a El Pueblo. El fulano en cuestión que trabaja en termas no sirve para nada, lo puso a dedo, lo tenía como a mí con grado 0 y lo pasó a Ahora lo quiere usar para atacar a Coutinho. Varios de los que colocaste ya no te bancan, soy uno de los que debo agradecer a Coutinho que me dio seguridad en el puesto aun siendo frenteamplista.

Bien por la mesa del FA. Lo que ha entrado de gente por amiguismo ha sido una barbaridad. Hay que poner fin a esto y a este gobierno de los amigos del intendente. Intendencia recomienda circular con precaución por avenida Oribe que entra en fase final de reparación. Es bueno recordar que al finalizar el año , la obra estuvo detenida hasta principios de marzo aproximadamente, dejando la calle en pésimas condiciones, con una circulación casi imposible, y también rompiendo muchos vehículos de quienes circulamos a diario por allí.

Pocos se detuvieron a pensar en las enfermedades respiratorias de las personas que estamos continuamente viviendo con el polvo, principalmente de los niños, la falta de higiene que tenemos al tener polvo en las comidas, ropas, paredes, etc. Tampoco creo que vayan a comparar el tiempo en que gobernaba la oposición a este tiempo, es distinto. Tal vez sí, tal vez no. Tal vez, cuando llegan al poder los toma la enfermedad que toma a todo partido que ha estado en el gobierno: No estoy hablando de género, sería lo mejor para estar mejor, valga la redundancia, pero a jodernos, eso nos pasa por confiar en los hombres, porque Dios dijo en su palabra: Maldito el hombre que confía en el hombre.

Por nuestra Nación, nuestro querido Uruguay, pidamos a Dios que sea Él quien nos gobierne y guíe a nuestros gobernantes sean del color y partido que sean.

Envío un fuerte abrazo desde lejos al nuevo y novel director de Descentralización. Nunca tuvo tanto éxito una columna como la que escribí la semana pasada, donde, después de leerla, comentarla y hasta en ciertos casos me animo a decir que algunos se la tomaron en serio y se propusieron analizarla, todos se dedicaron a hablar de lo bueno y lo malo que tiene Salto, de lo que nos hace bien para sacar chapa de ser un buen departamento, y de lo mal que nos deja que se sepan ciertas cosas que ocurren todos los días y que son parte de nuestra idiosincrasia.

Por eso no me banco a aquellos que critican, refunfuñan todo el tiempo y cuestionan las cosas por deporte. Me genera una incomodidad tremenda, por no decir otra cosa, que la gente se ponga el sayo de buenos y malos.

Sin embargo, son los chantas del siglo. Quieren lo que tiene el rico, desean su casa con piscina, la empleada doméstica para que limpie sus suciedades, tener un peón para que les sirva, manejar su coche y salir de vacaciones a las mejores playas del país.

Así es el burgués de izquierda, hipócrita consigo mismo y con doble moral con el resto. Lo que es peor, hablan de Cuba y se llenan la boca con la revolución de los hermanos Castro, que no hizo otra cosa que perpetuarlos en el poder y derribar toda ambición de crecimiento y de libertad de pensamiento que pueda tener otra persona cualquiera que no pertenezca a ese clan, y que tampoco quiera.

Así es el burgués de izquierda, falso como moneda de tres pesos, cuando llegó al poder quiso jugar al justiciero y solamente actuó como siempre pensó, nunca se sintió parte de un pueblo, sino por encima de él. En cambio, el burgués de derecha, si es que tal cosa existe, es coherente con su prédica.

Y muestra una sola cara. Por eso, me dan gracia. Entonces a uno le sale de adentro porque no puede dejar pasar la oportunidad y le contesta: Hay veces que uno queda como un reverendo insolente, pero yo no puedo decir que conozco Maldonado porque fui a Punta del Este, o que sé cómo se vive en Rocha porque estuve en Punta del Diablo. Tampoco puedo hablar con propiedad de Artigas si apenas fui al carnaval y ni bien terminó el desfile, me vine corriendo.

Entre libertad e hipocresía Publicado el Por la visita de. Para el padre de. No asistir a los. El poder oculto Publicado el Pero el auto con un par de bolsos o la moto no hacen daño, no seamos caretas. Bagayeros decidieron mantener movilización y realizar concentración y proclama esta tarde. Bagayeros pidieron a titular del CCIS que acepte reunión con ellos. Durante el acto que llevaron a cabo los bagayeros en la plaza….

Ramón Vela denunciado por agresión; Diego Godoy por insulto. Ttino un salteño hecho cordobés. Un acto terrorista causa dos muertos y decenas de heridos en multitudinario maratón de Boston. Maite a la UTE.

Los agujeros del bolsillo Publicado el Te roban la plata y después se quejan que nadie les compra. Hay cosas que no entiendo. No es cuestión de fieles. Muchos ateneos pero falta organización, que es lo principal. Felicitaciones, muy buen comentario. Un crítica constructiva de quien ama a su país y desea lo mejor para su gente….

Mujica en Salto… sin palabras. Todos tenemos derecho a protestar Publicado el Estoy totalmente de acuerdo. Y todavía, esta clase de corruptos tiene el tupé de burlarse de la gente que estudia para tener un trabajo digno y legal. Por favor, comencemos por el control de cada auto, de cada persona. Vayan al bagashopping como le dicen, y observen cómo bajan esas bolsas negras o los autos cómo descargan.

Luchemos por cortar la corrupción de los propios aduaneros, tanto en el puente como por el puerto. Empecemos por cortar las coimas. Las empresas se enriquecen mientras el consumidor hace malabares para comprar. Es una vergüenza, el comercio uruguayo solo quiere enriquecerse a costa de los consumidores. Estos señores se olvidan cuando los argentinos venían a Salto y se compraban todo.

Ahí no decían nada. Y con la balanza comercial no se puede luchar, ya lo dijo Mujica: La mercadería va a pasar igual, en helicóptero o implantes ley marcial, ridículos. Me gustaría a partir del lunes 8 ver a los funcionarios de éstos organismos controlando. Yo quiero saber cómo va hacer el señor de la lancha si pierde el trabajo con esta medida, quién le va a dar trabajo.

Se supone que es para cuidar y proteger nuestra fronteras. Soy empleado y muy nacionalista todo lo nuestro es mejor. Muchos de los que van corren riesgo de perder su trabajo. Qué raro lo que dicen D. Sería bueno que al slide de noticias de portada le agregaran botones para poder navegar entre ellas y seleccionar la que se desea abrir sin tener que esperar que la misma vuelva a aparecer. Espero comentarios, gracias, saludos. Mujica habló como el Pepe.

No sólo a Jorge Batlle se le escapan las palabras e hicieron flor de lío. A pesar de todo,. Hicieron reconstrucción del homicidio de la profesora a manos de su expareja. Eso sí, para el resto de sus días. Un sexagenario abusó físicamente de una niña de 9 años de edad cuando ésta fue hasta un kiosco cerca de su casa. Si estuviéramos en EEUU le dan cadena perpetua a este depravado. No tiene perdón alguien que abusa de un niño. Mentes perversas tienen estos desgraciados.

Antes, un abuelo inspiraba ternura; hoy, miedo. Es una absoluta realidad. No hay médicos suficientes para la cantidad de pacientes. Para dermatólogo y traumatólogo lo mismo. Todavía hay que hacer unas colas para repetir medicación, la que sí recetan en grandes cantidades a cada paciente. Es una verdadera empresa recaudadora. Le parece que no. Eso hoy en día no se ve solo en los médicos sino en la mayoría de los funcionarios, como si nadie quiere trabajar pero sí ganar dinero de arriba.

Es necesario terminar con este monopolio a fin de que a través de una sana competencia, mejore la prestación de servicios de salud. Afloró agua termal del nuevo pozo en Arapey. Me interesaba esta información, muy buena. Muy buena la nota, los felicito.

Les escribo desde Sauce, Canelones. El Banco Central del Uruguay habilita información de deudores a través de web. Uruguay el Día de la Trabajadora. Porque yo pensé que, al trabajar de lunes a viernes, la licencia se tomaba de lunes a viernes. Esperemos que no lo suelten o lo manden a Constitución. Reconstruyamos la memoria de los salteños. Para mí es inhumano y un gran descuido de las autoridades.

Aunque no esté legalizado, se lo practican igual. Es un tema difícil, ya que vemos madres muy jóvenes con varios hijos, a los que no cuidan ya que salen a bailar y dejan los niños solos. Especialista de Facultad de Ciencias dijo que hay contaminación en aguas del río, incluido en Salto. Hola, no sé quién me envió el artículo sobre la exposición de Panario. Generalmente resulta difícil dar con medios independientes jugados. Abrazos, Fernando bien al Este de Durazno. Realmente una nota interesante donde predomina la subjetividad y los prejuicios.

Se puede decir que es una mezcla de verdades y falsedades. En fin, una muestra subjetiva de que hay muchos comunicadores y pocos periodistas.

Él lo debe saber porque se cuida mucho de mencionar esa pertenencia en todos lados. Hay que asumirlo, se acabó el tiempo de aquellos dirigentes con un nivel político impresionante. Y con ellos no solo perdimos estatura ideológica, también se fueron un montón de valores. Hoy, la permanencia o la obsecuencia son una garantía para llegar a dirigente. Así estamos plagados de un sinfín de oportunistas, de todos los pelos y señales, que se acercaron al calorcito del poder y se aferran a él.

Hoy soy edil, mañana director de un ente, pasado alcalde y luego diputado. La formación política es la gran ausente, total para qué, si la lucha ideológica dejó paso a la lucha por los puestos. Poseen una enorme capacidad de adaptar la realidad a las teorías por ellos estudiadas y a predecir el futuro, manteniendo una perfecta equidistancia con las posturas partidarias.

Porque cuando les da por saltar la frontera entre la academia y la política es un papelón. Pinta de cuerpo y alma, la actual postura negativa de la coalición.

Por eso desarrollaron el Congreso en Salto, para tratar de recuperar terreno. Ni se preocupe por el F. Es admirable este joven intendente, que va a pasar a la historia de Salto como uno de los mas notables intendentes y mejor persona. Hermoso panfleto de Vamos Salto. En todas partes del mundo los monumentos se encuentran en espacios abiertos con la finalidad de que la gente al caminar pueda apreciar sin apuros estos monumentos.

Ubicar monumentos en las intersecciones de calles o rutas tienen el inconveniente que los conductores por razones de seguridad muy dificilmente pueden apreciarlos. Hecho curioso es que no se han construido monumentos en espacios amplios como el Parque Harriague, donde la gente caminando podría apreciarlos con detalle. El lunes pasado fui con unos amigos, ja ja, pero con gusto los acompañaba, je je.

Digamos que todo este asunto es un claroscuro, porque uno se dice por qué ese señor Tonna no describió realmente lo que vio. No por ser peones eran idiotas… En fin, todo muy confuso, y el nombre del tambo, La Aurora, ya es todo un programa, pues significa nuevo amanecer, otro ciclo, otro comienzo, un renacimiento, en fin. Se celebra hoy por tercer año consecutivo en Uruguay el Día de la Trabajadora Doméstica. No es cuestión de fieles Publicado el Pero en ese sentido, tienen que darse cuenta que si no se preocupan por bajar el alto costo de vida que ellos como parte del sistema ayudan a que tengamos todos, cuando aparezca una mejor oferta como ocurrió en este caso hasta que se cerró el puente, la gente se les va a ir.

Porque con el sueldo promedio de un trabajador en nuestro medio, que ronda los 12 mil pesos promedio y hasta estoy siendo generoso, no se puede llegar a fin de mes ni por asomo. Y estoy seguro de que si alguno de los directivos del Centro Comercial tuvieran que administrarse todo un mes con ese dinero para mantenerse ellos mismos, cruzarían el puente en lo que dura un chasquido de dedos, y si encima tuvieran que mantener a su familia con esa misma plata, se van nadando.

Entonces el alto costo de vida en el Uruguay ha provocado esto. Porque saben que la gente va a ir a comprarles igual, ya que no se van a morir de hambre sentados esperando que bajen los precios y esa es la mentalidad de quienes tienen un comercio en Salto.

Entiendo al empresario que gana un dinero que le permite ir todos los días a los supermercados locales, ni siquiera hablo de los que son sucursales de las cadenas de Montevideo, sino de los locales, los de Salto.

Ellos pueden pagarse un surtido y comer todo el mes con los precios de esos comercios. Los bagayeros son el tecero en discordia que deberíamos evitar.

Porque saben que esto del cero kilo y la mar en coche que se le ocurra decir al gobierno, es puro cuento, y que la sociedad, el trabajador, el que gana dos pesos, el policía, el enfermero, el maestro, el empleado de tienda, los necesita para poder sobrevivir. Que los respeten y que se unan con éstos para protestar por el costo de vida contra quien corresponde que es el Estado, y que nos somete a todos al mismo mal, y encima hace que nos enfrentemos para que nos devoren los de afuera.

Anon No sabía que el Sudamericano es en Salto Formativas: Gerardo Chiesa Quiere aclarar su comentario Un vecino de nuestra ciudad preocupado… Voy a hacer una aclaración en mi comentario anterior, debí decir que no es con fines políticos este comentario, simplemente como aporte, que si sirve, bien; si no, a la papelera.

Gyan Taruna Opina que vamos atrasados en revisión técnica vehicular En otro espectacular accidente cuatro salteños que iban de paseo resultaron con lesiones leves al volcar su camioneta Al margen de lo lamentable de los accidentes, creo que en el tema revisión técnica vehicular estamos a años luz de otros países.

Daniela Falló Caminera Tres personas fallecieron cuando volcó el auto en el que viajaban, mientras niña de 5 años en CTI en estado grave Irresponsabilidad del conductor, no se puede viajar en una camioneta utilitaria con 6 personas y cargada, falla de los controles de Caminera.

Nelson Tassino Justifica la pocagenerosidad Pescador perdió pertenencias por la crecida y recurre a la población A ese señor le di todos los elementos de pesca que a continuación detallo: El gran círculo de la vida Publicado el Por favor, Don Pepe, péinese un poquito. Las fotos en Salto nos lo muestran muy despeinado y hay que enseñar a los niños para que vean en nosotros, los mayores, cómo es preciso cuidarnos hasta en esos detalles. Roberto Cava De Feo.

Uruguay Rural ofrece micro créditos a familias necesitadas del medio rural del departamento. Hola, soy de Toledo, Canelones, y estaría interesada en el préstamo para mejorar mi casa ya que no cuento con recibo de sueldo porque soy trabajadora independiente. Me gustaría saber qué documentos tengo que presentar y a dónde me tengo que dirigir. Desde ya espero su respuesta. Hola, me gustaría tener información sobre tratamientos o médicos en México que curen la fibromialgia. Encendidos elogios fueron pronunciados anoche en la Junta durante homenaje a Wilson Ferreira a 25 años de su muerte.

Falleció luego de sufrir un infarto cuando trabajaba en los corrales durante el remate de anoche del Valentín Aparcero. Dicho en otros términos.

Estar con los chicos, trabajar con ellos, aprender de ellos es el camino para que tengan una mejor calidad de vida. Tener un hijo con autismo es vivir una vida diferente, que nos enriquece como seres humanos. Grupo de salteños preocupados por la erosión en la Costanera proponen reunirse con autoridades de CTM. Pasen por la costa, deténganse a mirar y es cierto lo que este grupo reclama: Todos los salteños debemos decir presente en este reclamo por detener los estragos que realiza la erosión en nuestra costanera.

Todos hemos vivido momentos muy gratos de nuestra vida en ella. Es justo reclamar para que en nuestra ciudad se proceda con la misma dedicación que en la vecina Concordia, para darle a la ciudad lo que por derecho le pertenece. Defensor y Trouville siempre en mi corazón. Tres exaduaneros y un comerciante local vienen siendo investigados por contrabando de celulares.

Felicitaciones a todos los que trabajan ahí, aunque no conozco a nadie. Espero que este comentario no lo quieran moderar. Enganchó su pie en vereda céntrica en mal estado y sufrió golpes en cara y cuerpo, analiza demandar a la Intendencia. En diario El Observador hace un tiempo salió una nota donde la intendencia de Montevideo manejaba multar a todo aquel que tuviera su vereda en malas condiciones. Recomiendo que la señora vea bien por donde camina. Las veredas son un desastre y nadie hace nada al respecto.

En algunas calles, la vereda no existe o es intransitable. Hay gente que debe caminar por la calzada , a veces con niños que van a la escuela, o personas ancianas. No es tan difícil. El responsable del mantenimiento de la vereda es el vecino frentista y no la intendencia.

Le aviso, doña, para que haga la demanda a quien corresponda y no pierda tiempo hasta que la intendencia se le ocurra ver su caso y avisarle que ellos no tienen nada que ver. Tremendo lo de esta señora, pero el responsable de la vereda es el propio dueño.

Yo a la mía la he arreglado varias veces. Creo que cada propietario tendría que hacerse cargo de los arreglos de veredas y barrerlas. También la gente en Uruguay se ha venido muy cómoda, todo culpabilizan al gobierno y al intendente. Hace años que lo hacen. Si les digo algo no me hacen caso. Quisiera saber qué hacer. Tuve cuatro accidentes por perros, por suerte ninguno muy grave. Pero estuve sin trabajar varios días y uno de los dueños me conocía bien y ni se apareció.

Para usted es una vergüenza lo que hicimos. Nosotros limpiamos toda la mugre que había en ese lugar, pintamos todo, con plata de nuestro bolsillo, haciendo rifas, etc. Y sí modificamos todo a nuestro estilo. Y si lo modificamos fue por el bien de unos cuantos, porque no creo que usted se sentara todos los domingos a tomar mate en esa placita.

Y yo, con 13 años, con todo respeto le digo que la vergüenza es usted, criticando el trabajo de otros sin conocernos a nosotros ni al deporte. Por favor, con ese apodo no me imagino a alguien serio. Esto ayuda a promover Salto también de alguna manera, ya que gracias a esas rampas viajan riders de otros departamentos y hasta de otros países a conocer el lugar.

Gracias por contribuir a difundir este invalorable trabajo a quienes ni siquiera han escuchado de él. Es una genia, le deseo lo mejor, saludos desde Argentina. Una joven que iba en moto a su trabajo chocó contra una camioneta de UTE y perdió varios dedos de una mano. Respecto al accidente mortal en Ruta 31, deberían conocerse los resultados de la pesquisa en bicicleta y ciclista. A no ser que seas un kamikaze.

Soy María, tengo 52 años. Antes y por encima de todo deseo felicitar al Profesor Daniel Panarlo. Corrobora lo que siempre pensé. Me operaron dos veces. En la segunda operación me sacaron la mama. No quiero que les pase a sus hijas, a sus esposas, a sus madres, a sus hermanas.

Porque de esto no se salva nadie, y no hay soluciones. Adoro a ese señor que se enfrenta al mundo diciendo una verdad oculta a voces.

Un abrazo a todos. Desde hace mucho tiempo me preocupa lo que pasa con las algas verdeazuladas o cianobacterias y he investigado y denunciado cosas relacionadas con la peligrosidad de las mismas. Panario a los efectos de charlas y de ser posible, hacerle una nota telefónica. Desde ya muchas gracias y un fraternal saludo a todos. Se viene la Semana de Turismo…. Desde los pocos meses de haber nacido lo atiende como si fuera su madre biológica, le dedica su tiempo, sus emociones y sus afectos.

Lo cuida como el hijo varón que no tuvo. El pequeño se encariña, se arraiga emocionalmente al concepto de madre y de familia, y se ve contenido, crece y aprehende todo lo que esta persona le da. Pero el INAU le había dado el rol de cuidadora, y le dijo que podía cuidarlo, mimarlo, contenerlo, cambiarle los pañales y enseñarle a hablar, pero la había prohibido que se encariñara con él y que lo adopte como parte de su familia.

La mujer violó las reglas, que por tan absurdas y desalmadas que eran, cualquiera lo hubiera hecho. Entonces se encariñó con el pequeño y lo amó como si fuera su madre biológica, porque en realidad su madre era, pero no por haberlo dado a luz, sino porque lo sentía y seguramente el niño también.

Y ahí es cuando aparece el Estado, que castiga porque quiere y no perdona, entonces ordena sacarle el niño a la madre y el conflicto emocional es tremendo, familiar ni hablar y social, seguramente de por vida.

Se cumplió la orden, lo que indica la letra fría de la ley y lo peor de todo es que todavía sigue pasando. Les dan un niño mientras espera que una familia los adopte. Pero el Estado sigue ahí, tan campante como antes y el daño causado a los involucrados en este caso, no le interesa. En otro hecho similar pero distinto, la historia se repite. Se da la separación de un matrimonio, como lamentablemente ocurre mucho en estos días, y dejan daños y secuelas por doquier. Un día el hombre aparece y se quiere llevar el juego de comedor porque lo compró no se en dónde, y dejar a los hijos sin una silla donde sentarse.

En tanto, la ex mujer, y los hijos de ambos, sufren la situación. Ven como con total desparpajo, ese sujeto, cuya familia y sobre todo sus hijos le importan un comino, ya que no le interesa si éstos tienen dónde sentarse, genera un acto de violencia tutelado por el Estado, porque la situación, fruto de una decisión judicial que no ampara a la familia, ni al bienestar de los hijos, sino al derecho de propiedad, emana del Estado, del intocable e incuestionable por las dudas que violemos su impunidad Poder Judicial.

Le pasó a un conocido mío hace poco. Lo llevaron detenido 36 horas porque su nombre aparecía en un hecho delictivo, pero como no tenían elementos para incriminarlo, porque se dieron cuenta que él es víctima en todo este asunto, ya que hay un tercero que le utiliza el nombre para cometer delitos, lo soltaron como si nada y se olvidaron del asunto.

Porque al Estado no le interesa hacerlo, ya que cree que todo lo puede y que todo lo sabe, y en caso contrario, como es el Estado, no debe pasar nada. Cómo puede ser que el Estado tutele la violencia de los padres hacia los hijos, el desdén, la falta de obligaciones de la gente para sacar al país adelante y la compasión ante las situaciones particulares y concretas y a unos les dé todo para que no hagan nada, y a otros no les dé nada, ni les perdone nada y los trate como basuras porque son los que trabajaron toda una vida, y ahora encima, quieren vivir cobrando parte de sus aportes?

Nosotros mismos debemos decir basta y pararnos contra esa represión mental a las que nos somete el Estado con el cuento de que hay normas que nos obligan a ser ovejas hasta el fin de nuestros días. Y vamos a ver quién tira la toalla.

Una mujer cuida a un niño al ser contratada por el Estado para hacerlo. Comienzo este artículo en virtud de que anoche llegó un tren a mi pueblo. Disculpen… hoy me ganó la nostalgia porque anoche tuve un sueño. Este articulo remueve la añoranza de nuestra gente. Pregunta por qué no sesionaron. Hola, quería información sobre el aumento de sueldo. Desgraciadamente vi ese accidente.

Vivo a escasos metros, fue espantoso. Crimen contra la humanidad. La lesa humanidad es. Los jueces uruguayos ignoran completamente quién fue Bertrand Russell. Flavia Pozzi enumeró recomendaciones para prevenir las infecciones respiratorias.

Entonces yo de niña siempre que hacia trampas pensaba: Claro que al padre no le decía: Pero sí me acusaba de ser tramposa. Y lloraba muchísimo, porque me imaginaba al sacerdote pensando: Tan chiquita y tan putita.

No te imaginas todo lo que cambié por eso. Tres Padres Nuestros y una buena obra. Entonces a los trece pensé: En cuanto vea putas me paro junto a ellas y luego a ver qué pasa. Qué me iba a imaginar entonces que ser puta no era pintarse, ni pararse, ni acostarse. O quién sabe, no sé. Una había de la vida que le toca. Y a mí me tocó ser La Chica del Pastel. Era lo que mejor pagaban, y creo que hasta me llegó a gustar. No te voy a decir que lo habría hecho de gratis, aunque casi.

Porque cuando tenían para el numerito del pastel, de seguro también les alcanzaba para champañita y buena casa y buenos coches y grandes invitados y en fin, valía la pena. Había noches que me hacía la gringa. Ahora pienso que igual era patético, porque debió haber varios que no se la tragaron.

I dont care, cutsíe. Las monjas no sabían ni decir yes. Claro, por eso eran monjas. Ahora no me perdonan que sea como soy, pero entonces hacían esfuerzos pendejísimos para que nuestros aborígenes vecinos se tragaran el cuento de que éramos gringuitos. Pues ahí donde me ves, o no me ves, yo fui rubia desde muy chiquita.

Hay que ser minuciosos en el ahorro. Un día me peleé con mis hermanos y los acusé. Primero, tras joder las llaves del agua caliente en mi baño; luego, sacarme de la escuela de monjas y meterme a la secundaria con secretariado.

Soy una idiota, Tenía trece años y no se me había ocurrido una buena fórmula para esquilmar a mi familia con provecho. Porque ya lo del tinte no me divertía. Y el chiste era sacar un beneficio. De entrada, la colegiatura de la escuela secretarial tenía que pagarla a sirvientazo limpio.

O sea que querían criada por cuatro años. Casi podría decirte que me empecé a pintar y a vestir como puta para sentir que era algo diferente a una criada.

El jardinero era viejo, pero el hijo no tenía ni doce años. No me decía Rosalba, mucho menos Violetta. Nunca me dijo cómo se llamaba, ni yo le pregunté. Y yo me hacia la loca, como que me iba desvistiendo frente a la ventana. No me quitaba nada, pero me levantaba la falda de la escuela casi hasta la cintura.

Después me daba por meterme a bañar. Él no podía verme, of course, pero esperaba a que saliera envuelta en una toalla, empapada, cagada de frío. Caminaba desnuda por el baño, me metía corriendo debajo del chorro y me ponía a saltar. A veces sólo me mojaba la cabeza, pero igual me temblaban las rodillas. O sea que al final el agua helada servía para calentarme.

Aunque tampoco era así. Igual el agua caliente sí habría tenido sus encantos, carajo. Pero de cualquier forma lo importante era poder estar ahí, desnuda, muriéndome de ganas de que me viera, y al mismo tiempo planeando una estrategia para que un día se me cayera de repente la toalla, y ensayando la sorpresa y la pena y la calentura enfrente del espejo. Hasta que ya pensé: Esto es curiosidad científica. Hazte cuenta que el resultado de mi investigación me iba a decir si el hijo del jardinero estaba dispuesto a cualquier cosa por mirarme desnuda.

Por eso fue que tuve que cambiar de estrategia. La toalla que se cae, yo que me tiro al piso, el escuincle metiche que pela los ojos Lo importante ya no era que me viera, sino yo verlo a él. Y a mi me convenía que no viera nada, o casi. Ensayé varias noches en mi cuarto. Llegué a la conclusión científica de que tenía que agacharme y tirarme encima de la toalla, a un lado de la cama. Yo tirada, encuerada, a un ladito de la cama. Y él sin poderme ver, tratando de asomarse.

Bueno, eso ya lo supe cuando lo hice. El caso es que fue así como logré enterarme que el hijo del jardinero era capaz de cualquier cosa por mirarme sin ropa. Y yo ni me enteré, seguí tendida en cueros como diez minutos. El hijo del jardinero estaba afuera chille y chille con el brazo roto, y yo decía: Y hasta me daba vueltas, si quería. Y le dejé bien claro que si no eran exactamente esos mil, no había trato.

Y hasta le dije: Entonces yo decía, ya con mayor razón: Y el chiste era que al niño no le había dejado otra salida. Cuando te lo conté, no con tantos detalles como ahora, quería sólo que me dijeras lo que me dijiste. O sea que no hubiera tenido ni que chantajearlo, que a su padre lo habría hasta matado con tal de verme un día encueradita. Si me iba a desnudar, la delante de el tenía que tener todo el control.

Entonces me di cuenta que después del accidente yo podía jugar con algunas ventajillas. No sé si sea ésa la palabra. Si esa tarde yo no tenía el billete debajo de mí almohada, a la noche el hijito del jardinero iba a estrenar otra fractura en la mera comodidad de su hogar. No se lo dije así. Lo digo ahorita para ver si de menos te divierto. Pero es que yo en el fondo no me considero puta, y si lo digo es para hacer un chiste y creerme otra vez que no soy lo que digo que soy. Porque lo que yo soy es La Chica del Pastel.

Por eso aquí te estoy contando del primer pastel. O sea que tenía trece años y era una profesional. Yo tenía mil desde el jueves, todos para mí. Te decía que desde el jueves vino el niño a pagarme. Luego hasta calenté el termómetro, así que el viernes me dejaron quedarme en la casa: Claro que me tardé, eso si. Me pintaba y me despintaba y me volvía a pintar y no me convencía. Creo que iba a la escuela vespertina, o algo así. Supongo que se estaba derritiendo del nervio desde la mañana.

Pero ya a la hora buena dije: No me voy a atrever a tirarme la toalla. Ésta usaba los miedos para disimular las culpas. Pero no eran las culpas. Te calientan, de pronto. Por eso luego hasta las andas extrañando. Yo no quería librarme de las culpas. No era que alguien nos fuera a descubrir. El jardinero no estaba, solamente el niño. Lo veía por entre las persianas, paradito a medio jardín, como castigado.

Pero igual yo seguía sin saber qué iba a pasar. O no sé, a decepcionar, pues. Si me daba la gana no bajar, ya no iba a ser La Puta sino La Estafadora. No sé qué sea mejor, pero digamos que a la una de la tarde me decidí a no ser una ladrona. Así que decidí bajar sin toalla. Él va a ver mi cuerpo, pero yo voy a ver su mente.

Apenas di un pasito en el desayunador, vi que el niño seguía mirando hacia mi ventana. Y yo abajo, desnuda, casi frente a él. Yo, o sea su puta. Eso es lo que pensaba, y me entraban las ganas de acariciarme toda enfrente de él. Hazte cuenta las piernas, los brazos, la cabeza. Como vedette, te juro. Y creo que él me vio en el peor momento: Tampoco sé cómo le hacía para no caerme. Pero apenas caché que me estaba mirando se me fue todo el miedo. No creas que lo vi así, frente a frente.

Pues a la hora de los chilazos no vi nada. Era como si un faro muy potente me cayera encima, y yo claro que estaba como deslumbrada por toda esa vergüenza junta. Querer salir corriendo pero también querer quedarte por los siglos de los siglos así, toda desnuda. Te lo cuento y lo pienso, y lo recuerdo, pero me siento como si algo me faltara.

No es cierto, era naranja. No podía moverme, ni tocarme. Creo que solamente miraba para abajo. Me acuerdo que me preguntaba: Y entonces me ponía a girar despacito, como si le dijera: Y tanto se apuró que se volvió mirón profesional, o sea: Pero eso cae ya en otras funciones, yo te estoy platicando del día del estreno. No podía ver su cara, pero si su figura. Pues eso mismo, ser ambicionada. Vengo de una familia ambiciosa, y mucho. Siempre vi a mis hermanos deseando lo que no tenían, ni iban a tener.

Porque mis papacitos eran igual de ambiciosos, entonces qué esperanzas que un día los llevaran a, no sé, Disney World. De repente juntaban los ahorros y se iban de crucero, como ricos. Y a precios populares. Y eso de ser deseada es droga dura. Y eso que ni siquiera me atreví a manosearme toda, cómo crees. Como que a esas edades casi todo te pasa. Te llevan a la escuela, van por ti, te castigan, te premian, te obligan, te convencen, el caso es que una nunca, O bueno, casi nunca provoca que algo pase.

Algo grande, me entiendes. Porque aparte no era una cosa, sino dos. Igual lo de la mesa lo habrían comprendido, pero lo del billete era imperdonable. Ellos pujando como desquiciados para subir de clase social y yo encuerada enfrente de la servidumbre. Recibiendo dinero de la servidumbre. Obligando a robar a la servidumbre. Nunca fui a Zacatecas, ni conocí a esos tíos, pero me acuerdo que lloraba como loca cuando me hacían creer que me iban a mandar.

A partir de ese día como que se me fue el terror. No dije nunca nada, pero empecé a pensar: Total, me iba a escapar. Prefería ser puta, sin ninguna duda. Había que ser pendeja. Y a lo mejor si soy, porque en eso acabé. Y en fin, que ya sabía desnudarme. Creo que el numerito de la mesa me puso a volar, porque al bajar de ahí no volví a ser la misma.

Algo que era un deseo muy remoto y de repente se volvía un plan: Yo quería tener el pelo negro, así ellos nunca me volvieran a hablar. Si no les gusta córranme, al cabo que ni soy de su familia. Se me ocurre que ahorita estoy como el día de la mesa. Desnudando mi vida frente a ti, pero otra vez con todas las ventajas.

No tienes fracturado el brazo pero tampoco tienes ojos. No sabes dónde estoy. No te imaginas todo lo que estoy haciendo mientras hablo. Podría estar desnuda mirando tu foto, o metida en la cama con un güey que me besa las piernas en perfecto silencio. Pero no te estoy viendo a ti, ni estoy hablando por teléfono. Un día dejó a su distinguida tribu en Zacatecas y supongo que entonces estrenó identidad. O no sé si después. Y un día resultó que la enferma era yo.

Solamente una cosa, que si no te la digo vas a acabar creyendo que de verdad soy puta. O sea que esos pelitos sabían mis secretos. Yo podía pasarme la mañana jugando con muñecas como niña babosa, pero nadie había visto que a las muñecas rubias les había pegado pedacitos de peluche negro. Tanto que hasta dejé sin orejas a los changuitos de mis hermanos. Porque claro, en mi casa ni las muñecas eran prietas. Si este niño es chismoso, media colonia va a enterarse de que no soy rubia, ni tampoco niña.

Pero no era eso de lo que estaba hablando. Mi familia de rubios que nunca serían rubios y que se hubieran muerto de enterarse que todos los vecinos ya se habían enterado. Corno si no fuera obvio, carajo. Y si la tenía, sería con unas cejas igual de negras y de enormes que las de él. Miren, soy un farsante. Con decirte que un día llegó a la casa con el pelo enchinado. Cada que lo veía hablando con su inglés de academia de Tlalnepantla, me imaginaba a un lanchero con el pelo oxigenado y la gringota junto.

De niña los oía y opinaba: Sólo que luego ya no quise hablar inglés para ser igual que ellos. Hablar inglés, tener el pelo negro, no vivir en mi casa. Creo que esas tres cosas eran las importantes cuando llegó Iggy Pop. Aunque había canciones que me gustaban, pero como eran suyas yo nunca las ponía. Ya sé que estaba tiesa y muriéndome de miedo y de vergüenza, pero digo: Aunque si he de decirte la verdad, nunca antes de Iggy Pop sentí así, verdaderas ganas de bailar.

O sea de bailar sin que nadie me viera, completamente sola, corriendo por mi casa, igual que las señoras cursis de las películas donde todo el tiempo cantan. Y nada de eso habría sucedido si antes yo no me hubiera interesado en el inglés. Pero no era el inglés que me gustaba.

Como todo en mi vida, siempre y en todas partes. Traducía las letras de las canciones en mis cuadernos, hasta que un día una me dejó pasmada. Perdona que pronuncie así de feo pero ya ves que esto de pronunciar bonito no siempre se me da. My God, soy una naca. La canción se llamaba Isolation y yo pensaba que era insolación. No entendía muy bien cómo un tipo que se estaba insolando podía darse el lujo de pedir amor. Bueno, si lo entendía, pero a mi modo.

Imagínate lo sacado de onda que estaría el pobre güey, si hasta a medio desierto sigue chíngando con que nadie lo quiere. Por eso me di cuenta de que ese disco era mío. No mío, sino El Mío. Lo grabé en varias cintas, tenía que tenerlo cerca para escucharlo el día entero. No se me olvida el titulo: Desde que yo me acuerdo todo era idéntico.

Íbamos a la iglesia, salíamos de visita, nos llevaban al parque. Si papi, no papi, de chocolate, con queso, sin chile, con permiso, me da igual. Todo me daba igual porque era como si todo lo que pasaba alrededor de mí fuera parte de un tiempo no sé, ajeno. O de lo que yo era, pues. Un día me obligaron a mirar de frente, y a mi me dio tanto coraje que puse cara de odio. Me acuerdo que pensaba: Los voy a matar.

Digo, tenía nueve años, no iba a matar a nadie, pero quería pensarlo para que luego se notara en la fotografía. Sonríe, y yo le sonreía, pero siempre pensando: Cómo sería la cosa que rompieron la foto. Pero siguieron insistiendo en fotografiarme. Yo para ellos era La Güerita, ya me entiendes.

La Nena de la Casa. La Ricitos de Oro. La Chica del Pastel? El día de la mesita del desayunador me di cuenta de lo poco que los necesitaba. No soporto esta vida. Me voy a ir a New York. Recortaba periódicos, pegaba en mis cuadernos fotos de rascacielos, tenía hasta un mapita con las líneas del subway. Me imaginaba recorriendo tiendas, con el pelo negrísimo, ya mero azul, cantando: I need some lovin, líke a fastball needs control. Cada vez que hacía cuentas decía: Me faltan equis meses y tantos días, y hasta sonaba bien, como que no era tanto.

Voy a tener dieciocho cuando acabe el martirio. Porque ya a los dieciocho te sales por la puerta, no tienes que escaparte. El chiste era quitarles el gustito de tener cenicienta en casa por cuatro años. Si hablaba bien inglés, podía irme a hacer trampas a Manhattan. Manhattan, la muy ñoña. Tenía que largarme en chinga loca, y a lo mejor por eso me propuse un plan de locos: Con tanta puntería que mis papas apenas alcanzaron a cancelar la fiesta.

Estoy segura de que mis compañeras me odiaban por güerita. Y ellas, que se morían por que las confundieran con gimnastas noruegas, imagínate el odio que sentían cada vez que hacia burla de sus sueños de cíertopelo.

Y como yo ya las había invitado a todas quería muchos testigos para mi fuga , la semana siguiente media escuela sabía que la niña que había reprobado todas las materias ya no iba a tener fiesta. Sin poder embarrarles a esas pinches coatlicues en sus pinches carotas que yo no iba a ser una pinche esclava como ellas. Pasajeros en trance La moto, el campamento, el coche: Durante los campamentos vivía intensamente amores imposibles de raíz, pues de antemano se sabía incapaz de cuando menos pretenderlos: Instructoras de windsurf, empleadas de cocina, counselors, gringas al mismo tiempo próximas y distantes que sin duda se habrían carcajeado de sus intenciones.

Gringas-musas, opuestas en sus pensamientos al modelo de gringa sobrada de cuerpo que solía privar entre los compañeros de la escuela. Mas no obstante su calidad etérea, las musas recibían de vez en vez los mensajes anónimos de quien prefería eludir todas las probables amistades para mejor centrar sus esfuerzos en seguirlas de cerca, siempre desde una sombra segura, aunque febril.

Un método curiosamente similar al que desarrollaba para escribir: En cuanto a los vehículos, que en otros casos colman de popularidad a sus dueños, Pig había usado la moto y el coche no para seducir a sus vecinas, sino para escapar de todo cuanto le pareciera vecino, y por tanto amenazadoramente próximo. Se escapaba hasta el Centro en la moto: Pero si con la moto sólo de cuando en cuando conseguía escapar de la colonia para hacer una de esas travesías - cuando sabía que Mamita no volvería en horas-, el coche le dio toda suerte de facilidades.

Antes que transportar a los amigos que no tenía, Pig se lanzó a bucear allí donde Mamita era incapaz de imaginarlo dar un paso sin taparse la nariz.

Una vez con el coche a su disposición, Pig confirmaba su estatura de niño mimado, al tiempo que afirmaba una honda tentación de pervertirse. Hasta los dieciséis prescindió de los cómplices; después fue precisando de ciertas compañías. Un miedo que se goza: No quería viajar solo, ni sabía a quién proponérselo. No obstante, en el descanso de las nueve y media se le acercó uno de los asustados: Al diez para las diez, comenzando la clase de natación, Pig ya tenía un prospecto real de amigo: En el supuesto, poco verosímil, de que para ese entonces conservara la capacidad de distinguir instantes de minutos.

Pig recuerda las grandes dificultades que pasó para calzarse pantalón, camisa, calcetines y zapatos. Pues cada prenda le exigía una cadena de movimientos coordinados, que de pronto desmenuzaba y encontraba excesivos.

Lejos de prevenir las muy probables consecuencias que tan extremas y notorias alegrías podían acarrearle dentro de la escuela, Pig salió de los vestidores con la felicidad de un muñeco de ventrílocuo -las cejas levantadas, la sonrisa impertérrita, las pupilas ya fijas en cuarto creciente-, seguido de muy cerca por el Sapo, que iba bailando solo. Cuando menos pensaron, ya estaban rodeados: Ciertamente, no debían volver al edificio en tamaño estadazo.

Pero claro, no estaban entre extraños. Por lo menos al Sapo lo conocían bien, y a Pig sin duda ya lo estaban conociendo. Por eso su mejor tarjeta de presentación estuvo en su cartera: Por supuesto que no: Un primo los consigue -resolvió, triunfante, ya calculando que no sólo tenía nuevos amigos; también iba a tener con qué comprarlos.

Dos mil por cada uno -devolvió Pig, sin titubear. Recuerda la cosquilla satisfecha, la comezón con uñas integradas, la exacta y absoluta correspondencia entre el deseo y su satisfacción. Porque la estupidez, descubrió Pig en medio de una revelación química, podía ser también un estado de gracia compartido. Había, por supuesto, una vibrante falsedad en todo aquel ritual de iniciación, pero ciertas mentiras dejan de serlo apenas son creídas por quien las concibió.

Y Pig quería creer, estaba listo para firmar lo que fuera con tal de no perder ciudadanía en esa realidad gozosamente sacada de la manga. En cualquier caso, parecía ya obvio que nadie de esos cinco se iba a bajar del tren antes de entonces. Lejos estaba el Sapo del rigor crítico suicida del Detector de Faulkner, pero el rock le había dado, como a tantos, la sensación de ser un tipo culto y mundano: Crecido en un ambiente pleno de libertades personales, hijo de dos psicólogos que hasta a media merienda citaban a Lacan, o a Fromm, o a Jung, el Sapo había encontrado en Bowie, Bauhaus y los Cocteau Twins las fuentes de sabiduría necesarias para mirarse en el espejo como alguien especial.

Tal vez no exactamente. Con los labios pulposos y los ojos saltones, el apodo del Sapo se explicaba solo. En cambio, el de la Sopa era un secreto por el que Pig no se atrevía a preguntar. El conjunto, no obstante, atraía como un conjuro la atención de Pig, hasta arrancarle a trozos el sosiego. Depresiva, explosiva, retraída, de risa impredecible y desconcierto pronto, la Sopa se llamaba como nadie parecía recordarlo: Acurrucado en una timidez todavía inexpugnable, Pig hubiera querido llamarla por su nombre, pero ello habría sido tanto como enseñar sus cartas en un juego donde tenía todas las de perder.

Con dos años de menos y una tendencia infame al titubeo, la sola idea de enfrentarla como a una mujer, y no sólo como a una cómplice amigable, le parecía de por si ridícula.

Albergaba, de cualquier forma, una esperanza: La rehuían, la remedaban, la tenían por piruja viciosa e intratable, y era esa calidad de apestada social la que Pig apreciaba sobre todas las cosas.

Por eso, en sus escritos, las heroínas eran siempre reprobables: Reveladoramente, la interfecta nunca se dio por aludida; lejos de enamorarse de ella, Pig se estaba prendando de su propia creación.

Si sus amigos fumaban a toda hora, él sólo estaba disponible para viajes largos, que por su misma intensidad, amén del precio, no permitían la diaria reincidencia. Cuando Pig, ya con dieciocho años, preguntó al Sapo por qué a esa tal Nieves le decían la Sopa, su respuesta lo dejó a un tiempo tieso y adolorido. No sé, se la tiraba todo el mundo, hasta yo -soltó la risa el Sapo, con esa mezcla de prepotencia y piedad por sí mismo que suele proteger al inseguro del ridículo abierto.

Pero eso ya era tarde para saberlo, como tarde seguía siendo, año tras año, para bajar a cada musa del altar que en silencio le había levantado, comenzando por ese título patético: Se cagaba en todo eso, por supuesto. Alardeaba, en compañía del Sapo, del temple duro que lo convertía en un perfecto escéptico.

Y si se divertía, su expresión conservaba el rictus de insatisfacción, como una plataforma que ya de entrada lo ubicaba por encima de las circunstancias. Para la mayoría de sus compañeros, Pig era un espeso, pero no un caliente. Making love with his ego, Ziggy sucked up into his mind. Fue por eso, tal vez, que Mamita lloró esa tarde a sus anchas, libre de sospechar que Pig podía oírla entre pausa y pausa, en la tierra de nadie que separa las canciones de un disco.

Tanto y tan bien la oía que terminó cantando durante cada pausa, con tal de no seguir mirando el fantasma de un llanto para el que no deseaba comprar boleto. Quería y requería vivir en el presente, desdeñar al futuro, con toda su engreída inminencia, como a una mera superstición tribal. A medianoche volvió a prender la grabadora, se calzó los audífonos, se mintió: No le va a pasar nada. La nada era una prórroga, una tregua, una hipoteca.

Por sobre todo lo visible y lo invisible, la nada era completamente suya: Sin pecado concebida Te lo voy a contar de una vez, si no luego me va a dar tentación de inventar cosas. Porque ésta era de una de esas cosas que una nunca le cuenta ni al espejo, ahora imagínate a una grabadora. Una va y hace las cosas como se le ocurre, o se le antoja, o lo que sea, hasta que llega el punto en que dices: Espérate, qué estoy haciendo. Digo que de repente hay como una bardita que te saltas y piensas: Nadie que yo conozca se ha saltado esta barda, yo me la estoy saltando.

Pues hazte cuenta que era eso lo que calculaba cuando me dio. Y es que imagínate la clase de oportunidad que yo le estaba dando al escuinde ese. A lo mejor porque ya desde entonces yo a las putas les envidiaba todo menos la famita. Con el hijo del jardinero yo tenía mi lugar, tanto que hasta podía chantajearlo.

Eso se oyó muy mal, yo no lo chantajeaba. Como te dije ahorita, le daba una oportunidad. Así como hay personas que se gastan montones de dinero en ir a temporadas de conciertos, yo le estaba vendiendo al escuincle caliente boletitos para una obra en varios actos.

Porque no era lo mismo mirarme desnudita a los trece años y medio que a los trece años ocho meses. Había inventado un sistema de financiamiento tan bueno que ya ves, hasta el hijo del jardinero podía contratarlo. Yo no podía robar, necesitaba los atentos servicios de otro ladrón. Alguien que pudiera ir a cualquier lado. Era voluntaria de la Cruz Roja. Un día me escapé corriendo a la cerrajería y saqué duplicado hasta de la llave del tapón de gasolina. Nunca se sabe, y vaya que después tuve razón.

Le di al niño la pura llave de la puerta, y entonces que le digo: Nadie se va a asustar de verte cargando un par de bolsas del mandado. Y lo volví a llamar: Porque no vayas a pensar que le ofrecí un centavo del botín. Era un asunto de moral familiar. Una cosa es que le robes a tu propia familia, que es como hacerte un adelanto de la herencia, y otra muy diferente es que ayudes a otros a atracar tu patrimonio.

Claro que ése era el patrimonio de la benemérita Cruz Roja, no el de mi familia. Eso era lo que yo creía, of course. Yo le estaba robando una de dos: Todo eso se lo repetí como diez veces. Digo, tenía que tener bien claro lo que le iba a pasar si me estafaba.

Es la prueba que exige la Dama al Caballero para poder confiarle los sagrados secretos de su cuerpo. Y si era un caballero, porque nunca falló. Porque yo lo obligaba a llamarme Violetta. Pero a su tiempo. Primero había que ganar dinero. Me acuerdo que le dije: Tampoco es que me lo creyera, pero de todas formas tenía que decírselo. Ya iba a meter la llave en la puerta y de repente que oye la campana de una iglesia: Te vas a ir al Infierno por cobarde, le dije.

Estaba que berreaba del coraje: No me vuelvas a habar, le dije. Lo dejé que sufriera como veinte días. Se pasaba las horas mirando mi ventana. Cuando faltaban pocos días para la nueva comida de la Cruz Roja, me asomé bien mamona y lo llamé. Era yo una abusiva. Creo que el pobre niño no tenía ni doce años y yo ya lo traía de mi paje.

Ya hasta había hecho su plan. Digo, se iba a robar muchísimo dinero. Y yo hacia las cuentas: Esa vez era octubre, a mes y medio de diciembre.

La noche de antes del atraco soñé que iba a una casa de cambio y me daban siete mil dólares. Desperté, hice la cuenta y me quedé pendeja. Diecisiete vuelos redondos a New York. Me pasé el día entero en la biblioteca. No me habían firmado las calificaciones, pésimas como siempre, y la puta maestra no me dejaba entrar a clases. Puros libritos de superación personal. Me ganaba la risa ahí solita cada vez que pensaba: Habría que hacer un manual de superación para tramposos.

A la salida ya no andaba positiva. Hasta pensé en pedir perdón desde antes y echarle como tres cuartos de la culpa al hijo del jardinero. Hazte cuenta La Chica del Pastel recién salida de un festín en Transilvania. Así que haciéndome la muy normal que agarro y le pregunto: Y que me dice: Y en ésas se me ocurre: Creo que la señora esa, la dizque tía Josefa, se había muerto la semana anterior.

O sea que si mi madre traía esa cara y no quería habíar, seguro ya la habían dejado limpiecita. Igual iban a sospechar de mí, o hasta me descubrían. Pero si eso pasaba también salía ganando, porque de cualquier forma no pensaba devolverles un quinto.

Tenía dinero suficiente para mantenerme por no sé, diez meses, un año. Y con agua caliente. Llegamos a la casa y me llamó a su cuarto. Ya me jodí, pero igual yo ya estaba convencida de moscamuertear a muerte. Y en eso que me acuerdo que no, que iba adelante.

Como estaba nerviosa por lo del atraco, me levanté desde antes de las seis, of course que llegué al coche antes que nadie. Y claro, me senté adelante. No dije nada, pues, pero me vino una seguridad maravillosa cuando le conté con pelos y señales que me había bajado en la esquina de la escuela porque ella traía prisa y bla bla bla. Entonces que me dice: Vete, y que llama a mis hermanos.

Salí de ahí sintiendo que flotaba. Todavía me regresé, ya muy tranquilita, a preguntarle si le había pasado algo. Nada, hijita, las prisas, me dijo, como siempre que no quería hacer el esfuerzo de inventar entera la mentira. Soy inocente, ahora ya sólo falta saber si soy rica. Aunque igual no tendría nada de raro.

Como a las cuatro llegó el niño, con el cuento de que había dejado una herramienta en el jardín. Le abrí la puerta, me miró muy serio y yo pensé: Como para ponerme a bailar. Hasta que ya le dije: Vete por tu herramienta, la semana que viene se te va a hacer ver a una niña rica encuerada. En la casa había miles de lugares para esconder cosas pero nunca es lo mismo un billete que una billetiza. No podía quedarse debajo de la cama.

Deberías de saberlo, si es que pretendes escribir mi vida. El día del atraco me di cuenta de que las dos teníamos la mismita lógica. Cuando ellos se ponían a hablar de mí, yo me metía al clóset y los oía perfecto. Una tablita de medio centímetro de grueso. Me acomodaba encima de las bolsas de ropa vieja, y así como los escuchaba hablar de mí, sabía todo lo que decían de mis hermanos, y hasta me había enterado de rollos bien no sé, privados.

Creo que fue a la agencia una vez. O dos, no sé. Igual hasta creerías que es boxeador, o jugador de americano. Depende si se pinta el pelo o no. Cómo vas a saber, si igual no lo has ni visto. Pero no se le para, así le toques el Himno Nacional. La primera vez que lo oí no sabía lo que era la impotencia. Yo juraba que era algo así como escasez de vitaminas. Luego ya me enteré y hasta me preguntaba cómo habíamos nacido nosotros tres. O los dos, pues.

Creo que luego se calentaban y se decían cosas, pero siempre en voz baja y con la tele prendida. Pues en el clóset, claro. Y te juro que yo la oía respirar. Me quedé quieta, casi sin respirar. Y ella siguió sacando los cajones.

Luego no sé qué hizo, sólo la oí gritarles a mis hermanos que dejaran de hacer ruido porque estaba tratando de dormirse. Y ellos le contestaron desde el jardín. Por eso me di el gusto de contar el dinero, acomodarlo con toda calma en el mero centro de una de las bolsas, cerrar el clóset con muchísimo cuidado y ponerme a brincar como loca en mi cama.

Traía los ojos rojos, los pómulos hinchados. No es que me esté burlando; me molesta sentir piedad por ella. En mi familia éramos como monumentos. Cada uno con su espacio en el paisaje. Seria como apiadarse de la Santa Madre Iglesia.

O no sé, del Monumento a la Madre. Si al día siguiente el dólar amanecía igual, me iban a dar doce mil novecientos cuarenta y tres dólares. Nueve viajes a Europa con todo pagado. Treinta meses de renta de la casa en que vivíamos. Once años de colegiaturas en la Secundaria Ejecutiva. Lo bueno de mi madre es que salía mucho. Por ejemplo, esa tarde se fue con mis hermanos.

Pensé en ir a su cuarto y meterme en su clóset, pero como que me sonó una alarma. Podía escaparme un ratito, pero no sabía si me iban a cerrar la casa de cambio. Y de repente sentía una no sé, comezón por cambiarlo. Si me encontraban muchos miles de dólares podían sospechar lo que quisieran, pero si veían pesos: No sé, me entró la paranoia. Ni mi nombre me preguntó, el güey. Pero también le dijo algo chistoso: Ni modo de anunciarlo. De plano tuve que meterme al clóset y sentarme a escuchar con toda calma.

Y así file como supe dónde estaba la bronca. Y como ya le habían chingado esa mitad, tenía que entregar la otra. O sea su ganancia. O sea que yo no era quien le robaba a la Cruz Roja. Y ahora la muy mezquina estaba inconsolable no porque le hubieran robado, sino sólo porque le habían frustrado uno entre veintitantos robos.

Me habría indignado, pero antes oí un dato que me dejó helada. Tuve que venir en la tarde a sacar el dinero que apenas había guardado en la mañana. Venir en la tarde. Al final me dormí, pero hasta dormidita seguí acechando el clóset. De verdad que así andaba, como fiera. Igual ni sabes que existen los recortes de chocolate, y que hay alguien que los vende y otros que se los tragan: Iba a acabar robando, igual que ellos.

Total, yo iba a estar lejos. Antes de que eso sucediera, mis papacitos me iban a heredar en vida. Había que inventar un plan, hallar el escondite, prepararlo todo. Nunca me imaginé que el chiste me iba a llevar un año.

Ni que en ese solo año me iba a botar enteros mis ahorros. Me compraba casetes y los lijaba. Tiraba las portadas y dejaba hojas blancas con mi letra. Llegué a tener muchísimos, pero ninguno parecía nuevo.

Si acaso las portadas de Iggy Pop y Siouxsie las pegué en mis cuadernos. Me compraba pinturas, sombras, todo. Ropa muy pocas veces. Tenía que esconderla con los vestidos viejos y se arrugaba. Luego esperaba meses para poder lavarla cuando no hubiera nadie. Niña rica, hija de padres ricos, disfrazada de jodida por motivos estratégicos. Yo había perdido un año y medio, pero había doctoras en Secundaria.

Me acuerdo que sufrían muchísimo con el inglés. Mientras, yo me pasaba las tardes copiando en mis cuadernos letras de canciones. Con decirte que al terminar primero ya era la favorita del profesor de inglés. Después entré a segundo y hasta él me reprobó, porque como era niña rica ya no tomaba apuntes, ni hacia las tareas.

Creo que andaba en busca de motivos, o coartadas, cualquier cosa que me obligara a largarme de una vez, aunque se me acabara el dinero en dos semanas. Me había comprado un walkman increíble.

Tuve que rayonearlo con una navajita, y en mi casa les dije que me lo habían prestado. Cuéntale que te lo robaron, me dijo. Así, con la frescura. Y salió bien, porque con ese mismo método legalicé tres suéteres, dos faldas y unos pantalones.

Me iba mal en la escuela, claro, y en mi casa vivía castigada, pero ser niña rica me ayudaba muchísimo a aguantarlo. Si había fiestas, campamentos, lo que fuera, yo estaba castigada y en mi cuarto. No, no lo sabes. Nadie nunca lo supo. Una no aprende a ser puta en los bares, ni en las fiestas, ni en la calle. La putería se aprende en soledad. Y a veces en los sueños también estaba así, encueradita. No sabía dar besos ni de cariño, pero ya había aprendido a acariciarme. Es que es horrible cada vez que te hablo porque tengo que estar pensando qué decir, y cómo.

Y luego no me aguanto. Porque yo a veces con los tuyos me divertía muchísimo. Sin que te enojes, pues. A veces divertirte es llorar con toda tu alma. Por eso un día te dije que tenías cuchillos en la lengua. Iba a decirte que te había aprendido mucho con Verduguillos, así se llaman los cuchillos que tienes, o en fin, tenemos en la lengua. Nunca te lo dije, pero me gustaba. Me gusta que hagas eso. Pero no me equivocaba cuando sentía a mi ego crecer con cada una de tus cuchilladas.

Y para que veas que soy pareja, he de reconocer que mis represalias también eran terribles. Porque a mi ya ves que no me asusta nada ver la sangre. Eso era miedo, y asco, y puta madre; lo tuyo era lindo. Te dije que me divertía porque en ese momento me dieron ganas de joderte. Toda mi vida he odiado a los que tienen razón. En todas las películas yo les iba a los malos. Y Nefastófeles era tan verdaderamente mierda que yo pasaba a ser la víctima, la buena.

La que tenía razón, qué horror. En cambio ya contigo me quedaba el consuelo de ser una piruja aborrecible. Supongo que prefieres que te cuente del dinero. Y eso que no me había propuesto así que digas dejarlos en la calle. Todo siempre en inglés, como si hablara enfrente de la sirvienta. El niño ya me había ayudado a hacer dos robos, el segundo chiquito: Te digo que en un año ya no tenía un clavo del primer atraco, y la Operación Clóset se había ido retrasando. Me daba como miedo, había que hacer cosas de ladrones de verdad.

Ni modo de robarme la caja fuerte, con lo que debía de pesar. Imagínate si el hijo del jardinero y yo íbamos a poder solitos.

Recibir felicitaciones por el Día del Periodista, o evocar el Día Mundial de la Libertad de Expresión debería hacernos sentir un compromiso real con el tema, aunque es difícil que muchos de los que lo dicen, lo entiendan de esa manera. Sin embargo, sostener esto es complicado en un mundo cínico e hipócrita como en el que vivimos. Hay muchos de estos que cuando ven llegar al emisor de sus intereses piensan: Aunque éstos mismos individuos, incluso con el derecho de ejercer su mediocridad, concurren a los actos del Día del Periodista y con alta hipocresía saludan a quienes cumplimos esta labor.

Eso es algo saludable, porque no hay mejor satisfacción para alguien que sentir la certeza de que el trabajo que hace, es valorado en el lugar donde lo realiza. Y sin temor a las presiones y amenazas de las que pueda ser objeto, siempre he sentido que las mismas no han sido menoscabo alguno para que la Dirección de este periódico respete la libertad de que yo opine con responsabilidad, porque entiende que para eso me pagan un sueldo, para informar y opinar con responsabilidad y criterio fundado sobre los hechos que ocurren.

Porque la libertad es libre, pero la hipocresía de quienes hablan de ella como si tal cosa, es repugnante. El contrabando y la asistencia a los bagayeros, así como diversos temas han sido comentados por nuestros lectores.

Si bien no podemos darle cabida a todos por una cuestión de espacio, tratamos de darle voz a todos en nuestra medida. El tema del contrabando y diversoa artículos de todas las secciones de nuestro periódico han sido comentados y aquí van algunos de ellos.

Preocupada por Suicidio de Policías. No tienen tiempo de detenerse a pensar. Déjense de tantas reuniones para comer asados y echarse whiskyes y por favor…. Lo veo muy bien esto de rendir homenajes a nuestros héroes, pero me gustaría que no sólo en las fechas que corresponda a cada gesta en cuestión nos acordemos de hacer patria, sino todos los días del año, principalmente aquellas personas en la cual el pueblo las eligió con su voto.

Podrían hacer paro también por las condiciones de inseguridad cuando viajan de noche, con casi todos los pasajeros dormidos.

Así viajan, jugando carreritas y sin respetar ni los límites de velocidad establecidos para dichos vehículos ni las vidas de los pasajeros que transportan, que son quienes les pagan el sueldo y las horas extras que se quejan de no cobrar.

Pero también hay que reconocer que en Salto siempre se intenta inventar la pólvora, me refiero a que en varios lugares hacen sus propios sistemas de atención al publico sin tomar ejemplo de los que lo hacen bien y el que sale perjudicado es el usuario. Lo mejor sería que todos los comerciantes que apretaron, a la Sra. Con razón las textiles no funcionan en Uruguay si la ropa entra de contrabando,. Por la visita de la joven inglesa. Para el padre de Charly Ferreira. He visto por años la lucha de este padre quien merece todo mi respeto y admiración.

Hay que tener mucho dinero para comprar la verdad. Los salteños sabemos dos casos de conductores que mataron a varias personas, conduciendo en estado de ebriedad, a gran velocidad. Nunca fueron presos y circulan libremente por las calles, los dos pueden pagar por su libertad. Es triste y lamentable que esto suceda, pero es nuestra realidad. A este señor Ferreira le han mentido todos: Por supuesto que no les importa nada, mientras no le pase a un hijo de ellos.

Ya nadie le va a devolver su hijo con vida. Para el padre de Charly Ferreira II. Si alguien sabe algo comuníquese con las autoridades. Los inspectores se ven poco y mirando para el costado. Nadie quiere multas, sí, claro, pero hay que aplicarlas. Los medios de prensa deberían informar si estos conductores cumplían con toda la documentación, seguro, patente paga, libreta conducir, etc, etc.

La libertad de expresión los bagayeros. Hermoso lo que dice la querida Luisa. Fue una incansable luchadora no solo por la cultura, sino también por los vecinos. La recuerdo como madre, cuando aparte de a sus hijos, amamantaba a otros pequeños que necesitaban leche materna.

Algunas veces la visité en su casa de la calle Camino del Éxodo. La recuerdo una noche de hace unas dos décadas en la cancha de Nacional, donde Bocha Ardaix animaba una reunión carnavalera. Me parece muy modesta en la descripción de su vida. En aquellos años su presencia era permanente en exposiciones y ocupaba espacios en los diarios. Supongo que el Peralta al que hace referencia es Aldo, otro artista de aquella época en el Salto del siglo pasado. Me alegro por este homenaje periodístico que se lo recontra merece.

Denuncias por lavado de dinero en Argentina. Que calamidad es ver la corrupcion tanto en Argentina como en Uruguay. Mientras tanto muchos uruguayos hacen malabares para llegar a fin de mes. El pastor Héctor Cattani me ha causado aliento espiritual al ser guiados con sus poderosos mensajes que van desde lo profundo del corazón e inspiracion del Espíritu Santo, tal vez con el Arsenal o los Argentinos Jr.

Dios le bendiga mi hermano. Esto de la oficina de turismo es muy claro. Las autoridades quieren que turismo dé ganancia a cualquier costo y que mejor manera que no pagando las horas extras a los funcionarios que podrian trabajar los feriados?

Ayer fui a un sanatorio en Argentina, al pasar por la aduana revisaron mi coche hasta donde va la auxiliar y como no traía nada, me exigieron que le muestre el interior de mi pequeña cartera y así lo hice, pero le dije al funcionario que esto no es legal, ya que la cartera es algo personal. Me contestó de malas maneras porque no estaba satisfecho de que no encontró absolutamente nada.

Lo que me llamó la atención fue que el vehículo que venía delante del mío traía varias bolsas de supermercado argentino y pasó como si nada. Gracias por compartir la información. La verdad es que subsistimos porque no cobramos sueldones como lo hacen los que suben todos los precios todos los santos días!! Se viven quejando que la gente trae combustible y comestible de otro lado pero las cosas y la nafta sigue subiendo y los sueldos siguen igual.

Qué bueno el artículo, no puedo ir hoy, porque tengo otra actividad que me hace muy feliz y que no me la pierdo por nada, pero ya tendré oportunidad de ir otro día. Estoy plenamente de acuerdo en todo el artículo, tengo una pequeña diferencia con respecto a la idea de Dios, soy atea, pero creo que no hace a la cuestión, creo que cada persona puede pensar lo que quiera porque cada uno es diferente.

Creo que es muy importante que la gente mire hacia adentro y encuentre el equilibrio, porque solo estando en paz consigo mismo seremos capaces de construir una sociedad pacífica. Éxitos en vuestros propósitos. No abren fuentes de trabajo en el interior y seguimos sufriendo la situacion de dos países, uno es Montevideo y otro es el interior, Mujica, dale trabajo al obrero del interior.

Hoy falleció en Hospital Regional Salto otra mujer por negligencia en la atención, Celeste Saucedo, con 50 años dejó hijas y nietos, fue por apendicitis y la mandaron para la casa, cualquier poco instruido de mi paisito sabe las consecuencias de esto: Alguien va a tener que asumir esta responsabilidad!!!

Y que el pueblo vea que de su incapacidad de gestión se suman muertes. Por favor uruguayos reaccionemossss!!!! Las reglas son una necesidad humana de controlar y dejar estable un mundo caracterizado por su libertad de fenómenos. Otro asunto que me parece totalmente fuera de lugar es determinar que la rareza no tiene valor en sí mismo.

Eso es una afirmación falaz, la rareza es una característica con valor en sí mismo, y buscar novedad es tan legítimo como buscar las mismas cosas de siempre en la literatura, eso se llama libertad de opción. O acaso debo deslumbrarme con lo aburrido y lo repetitivo. Claro que se puede usar la poesía, como también cualquier otro medio artístico para lo que se nos antoje.

Qué lindo gobierno tenemos. No asistir a los bagayeros II. Así que ahora se van a poner como contrabandistas con patente, son unos hijos de … todos los bagayeros, los ministros y los aduaneros porque de todos modos … al país. En el Uruguay no se vive se sobrevive. Tras esto, que llevó algunos minutos de cuchicheos y risas cómplices, mientras yo veía pasar los minutos y pensaba en el resto de las vueltas que tenía que dar ese día antes de entrar a trabajar, la joven e inexperta funcionaria se dispuso a tratar de resolver mi planteo.

Entonces la funcionaria, para hacerme ver que la perversidad de lo que me estaba anunciando era el resultado de lo que ella defiende, que es el maléfico sistema con el que estamos obligados a convivir, me demostró que mi teoría era real. Que vayan a hablar con el ministro a pedirle que les solucione el problema o al presidente.

Les escribo desde USA donde vivo desde hace 10 años pero como salteño que soy digo que el bagayo siempre existió y va a seguir existiendo, pero no le cortemos la cabeza al que pasa el surtido diario para su casa y su flia. A un familiar le robaron entre otras cosas: Les envió un mensaje al celular robado pidiéndole los papeles que eran material de trabajo.

Ellos dicen que son pobres y por eso roban. El otro día dijeron que eran 5 mil personas en la plaza 33, hoy dicen que son 1. Cada vez son menos, que vendan productos uruguayos y se dejen de joder y que paguen a la caja como lo hace un comercio al día.

Cualquier persona reaccionaría ante una amenaza de muerte, aunque quien amenace sea un agente policial…. Estas buenas acciones son las que deben publicarse!

Ja… digo, porqué no le dan trabajo a la gente la misma gente que le piden servir a los turistas Uruguay Natural.

Sigo pensando que pocos viven bien y muchos son los que sufren. Ni hablemos de la flagrante diferencia de criterios a la hora de las tarjetas de parte del central. No es llorar, los jueces no tienen la culpa si el equipo erra los goles…. Sorpresivo correo recibió la Dirección de Turismo de un banco brasilero sobre cuenta bancaria que se desconocía. Para investigar a fondo y aclarar todo lo respectivo y necesario, cuenten con nuestro apoyo, para hacer circo o nombrar comisiones sobre un mismo tema, no.

Solo alguien tan ……….. El mismo director dice que la cuenta de correo es nueva…. Qué ganas de llevar estadísticas y no dejar a la gente en paz! A mí me parece que si se construyen casa a los costados de las rutas tambien deberían construirse calles al costado de las rutas como en avda. Gianattasio de Montevideo o sea un lugar por donde puedan circular los vecinos sin tener necesidad de usar la ruta para desplazarse, por lo tanto el concejal debería proponer eso, que su intendencia haga una calle y no que el resto de los uruguayos tengamos que colocarle luces no sabía que las luces hacen reducir la velocidad a una ruta para evitar accidentes.

Ya van a ver, nos van a obligar a colgarnos del vecino nabo que paga la luz. Deberíamos conseguirnos 2 o 3 trabajos porque de lo contrario no vamos a poder comer! Educación; tengo hijas en secundaria y hay prof. Bueno, si eran litros de gasoil no sería para un pobre infeliz que tiene un autito o una camioneta o un chacrerito para su tractor… si quieren combatir el contrabando a esos grandes es a los que hay que agarrar.

Me da la impresión que esa chavala inglesa, que tiene un coraje para dejar su país y marcharse tan lejos. Eso es tener coraje. Esto lo dice una salteña que esta en España. Estas cosas sí son coherentes y deberían ser así en todos lados donde se produce un determinado producto que luego es puesto a la venta en forma masiva y que encima forma parte de la cultura de la sociedad de esa nación.

No puede abonar 4,5 dólares en salarios y jubilaciones que no alcanza los dólares promedio mensuales para poder comprarse algo que debería estar en cada supermercado a precios irrisorios, demostrando que efectivamente somos un país de materos, de gente que acostumbra a beber esa infusión que nos caracteriza en el mundo. Estamos dejando afuera a un montón de gente de a pie, que toma mate como puede, cuando puede y con quien puede, porque no tiene la capacidad económica de comprar un paquete de yerba a cada rato, porque su costo es altísimo.

El tema de la carne son tres pesos aparte. En Uruguay comprar un kilo de nuestra propia carne, un kilo de algo que puede ser de tercera comparado con lo que se produce en los distintos establecimientos ganaderos del país, cuesta entre 5 y 20 dólares el kilo. Totalmente de acuerdo con la nota. Todo es una farsa…. Aduana impuso el cero kilo para Salto a partir del lunes. Espero que la mente de la gente uruguaya se abra.

Pensemos en nuestros gurises. Arreglan con los aduaneros, con Sanidad, con Aduana argentina y uruguaya. Mentira que no saben quiénes son los cabecillas, solo hay que atar cabos. Empiecen por puentes y puertos, no controlan nada, reciben plata o cosas a cambio. Es solo mirar y todos podemos terminar con esto.

La gente igual va al bagashopping y ahí consiguen a bajos precios. Toda la vida desde que tengo uso de razón y ya son mas de 63 años, esto se sigue viviendo.

La burocracia de muchas oficinas del Estado es de terror. Yo no digo que tengamos que poner precios mas bajos que los de frontera, por lo menos igual. Yo creo que no. O sea, nos afanan. A nadie le gusta que le roben sabiendo el costo de los articulos. Es hora de hacer ese tipo de cosas, no matarnos con cero kilo. Yo quiero comprar barato y al contado. No dan golpe sin tajada. Y Concordia no es tan linda como mi Salto.

Todo el mundo viene y se lleva un montón de cosas…. Felicitaciones al editor de nota referida al diario contrabando que se genera desde Argentina al Uruguay. Soy empleado y compro en Salto, Soy colorado y muy nacionalista. Los bagayeros van a seguir pasando la mercaderia que quieran, cuando y como quieran previo arreglo por supuesto. Hay personas que van por motivos de salud y no pueden cruzar porque ellos no lo permiten.

No me parece el lugar adecuado ni que perjudiquen a la gente que no tiene nada que ver con esta medida. Ellos culparon del cero kilo a la gente que traía un surtido para la familia.

Andan en cada auto 0k que ni nosotros, la gente que trabaja de verdad, podemos tener. Busquen trabajo como la gente. Ojo, hay gente que sí necesita que levanten la medida pero al levantar para ellos aprovechan los otros atorrantes. A esos sí no los tendrian que dejar pasar. Hay gente que hace colecta para darles a los aduaneros y no lo revisan, y hay grandes comerciante que tienen vía libre. Esto no es de ahora sino que siempre existió. No estoy contra el comercio uruguayo, quisiera que mi pueblo consuma todo los productos del Uruguay, pero aflojen con los precios.

Bueno, saludo a toda mi gente, los salteños. Ateneo de cirujanos y residentes de los hospitales de Salto y Concordia realizaron interconexión con Hospital Maciel. Curiosamente todo lo señalado como defectuoso se arregla aumentando los sueldos a los profesionales.

Porque yo compuse esas dos sin la colaboracion de Carlos Amador y me parece que por lo menos debería mencionar que yo compuse un par de canciones y ayudé a reesscribir unas letras. Las maquetas que grabé en el estudio de Carlos se las puedo hacer llegar al Diario si gustan como pruebas.

Es muy difícil de hacer entender este concepto. De su empleador que vende o fabrica mercadería uruguaya. Hay que seguir protestando aunque sea por lo ilegal. En esta oportunidad quiero pedirle a la prensa que tenga a bien certificar la atención brindada por la Dirección Nacional de Identificación Civil. Verdaderamente da vergüenza que en tres horas avancen 10 personas en la fila, en un lugar poco ventilado, donde destratan al usuario que es la razón de ser de dicha oficina. Autoridades del CCIS aseguran que cayeron las ventas en el comercio local por pasaje de mercaderías desde Concordia.

Los servicios del Centro Médico funcionan en régimen de feriado en Semana de Turismo, hay malestar en los usuarios. Reafirma lo que sé: Y los que trabajamos 8 hs. Hay un bagayero apodado el… omitimos apodo reclamando afuera de la Junta con una Toyota La gruta del Padre Pío en la estancia La Aurora ha generado, a juicio de los responsables del lugar y de la Iglesia Católica, una distorsión de su origen: Un cariñoso saludo a todos, queridos hermanos, Dios los bendiga.

Así funciona el país y el mundo, pero sobre todo el país desde hace muchos años, por no decir desde siempre, y quienes estamos en el medio, y por fuera de todo esto, somos los ciudadanos de a pie, y ahora pasamos a ser los culpables de que la corrupción no funcione. Porque como me dijo un bagayero: Porque nos destrata el comercio formal y nos usa el comercio informal. Es decir, somos los hijos de la pavota y nadie se hace cargo. Así como lo leyó. Entonces los informales protestan porque son uruguayos y tienen derecho a hacerlo, porque la legalidad de nuestro país se lo permite, y la ley, esa que tanto desprecian, ampara su derecho a que digan lo que piensan, así sea ir contra ella misma.

Pero la pregunta de fondo es: Y sin querer ser reiterativo, las cosas que pasaron esta semana me hartaron. Y como ciudadano exijo, que ponga orden y demuestre que quiere hacer las cosas bien o que se vayan por respeto a los ciudadanos dignos, que sí queremos ver las cosas bien en un país de primera, y no en esta bajeza. Sin dudas ha sido positivo por parte de Diario El Pueblo dar un espacio a los lectores para que puedan expresar sus opiniones en cuanto a los artículos publicados.

Y como diferentes fueron las opiniones, también distintos fueron los temas que abordaron los salteños. He aquí la presentación de los mismos. No sabía que el Sudamericano es en Salto Formativas: Quiere aclarar su comentario Un vecino de nuestra ciudad preocupado… Voy a hacer una aclaración en mi comentario anterior, debí decir que no es con fines políticos este comentario, simplemente como aporte, que si sirve, bien; si no, a la papelera.

Los dejaron sin ropa Desde que tengo uso de razón -y ya son muchos años- que los uruguayos compramos todo tipo de mercadería en Argentina o Brasil. No podemos fabricar con menos costos en nuestro país, eliminando impuestos, etc. Pienso que no hay voluntad política. Si sumamos los dólares que se fueron al exterior por este tema, podemos hacer un país nuevo. Estamos inmensamente orgullosos de ti aquí en Brasil. Opina que vamos atrasados en revisión técnica vehicular En otro espectacular accidente cuatro salteños que iban de paseo resultaron con lesiones leves al volcar su camioneta Al margen de lo lamentable de los accidentes, creo que en el tema revisión técnica vehicular estamos a años luz de otros países.

Se queja de los accidentes Varias personas heridas por accidente en Ruta 31 Qué feo, solo accidentes. Falló Caminera Tres personas fallecieron cuando volcó el auto en el que viajaban, mientras niña de 5 años en CTI en estado grave Irresponsabilidad del conductor, no se puede viajar en una camioneta utilitaria con 6 personas y cargada, falla de los controles de Caminera.

La verdad es que casos como el suyo me dan vergüenza ajema. Traten de trabajar y no tener tantos hijos así cuidan bien a los que tienen. Tendría la justicia que llamar a declarar a este periodista sic que lo sabe todo. Tenemos derecho a saber quién es JR, violador, un peligro. Se supone que si una persona tiene cartilla es que ese medicamento no le puede faltar, y que a veces no se tiene para levantar todo junto.

Bueno, entretanto los usuarios seguimos atados a lo que hay: Ah, y lo peor de todo es que pagamos desde que entramos hasta que salimos. Los monopolios son buenos, por supuesto, para quienes los ejercen. Por ende no es viable acceder a ese servicio. Otro punto es que los usuarios con medicación prolongada —cartillas- que por diversos motivos quedaron sin medicación esta semana, al estar la mutualista en régimen de feriado, no serían contemplados.

Apoya el trabajo de los salteños Reconstruyamos la memoria de los salteños Hola hermanos de El Pueblo. La educación que recibí, no solo se lo agradezco a mis padres sino también a los maestros, que me dieron lo mejor de sí. Y a los compañeros de la escuela quisiera verlos. Fue entre y , la escuela No. Bueno, me salí de tema pero apoyo, reconstruyamos Salto, Salto se lo merece. Un abrazo grandote para todo mi Salto.

Dos veces, no… En el Frente Amplio se abre una nueva disputa: Me permitieron sentarme, luego una secretaria me interpeló, me prometió enviarme los temas en discusión a mi correo electrónico y me despidió. Bien, parece que Mujica también se ha olvidado que muchos lo votamos porque era el mal menor. Un saludo al Sr.

Godoy y que lo disfrute. Felices pascuas a él y a todos los salteños. Justifica la pocagenerosidad Pescador perdió pertenencias por la crecida y recurre a la población A ese señor le di todos los elementos de pesca que a continuación detallo: Así es como después la gente queda arisca.

Cuando nació mi hijo se me pasaron muchas cosas por la cabeza. El sentimiento es nuevo en mí, debo aclararlo, porque mi hijo tiene ya o apenas, no sé cómo decirlo 9 meses. Me sorpende todos los días con cada paso, y con él aprendo una lección a cada momento, desde sus balbuceos con sonidos de palabras, su forma de gatear y su sonrisa que me conmueve todos los días y me hace sentir un afortunado de la vida por poder disfrutarla.

Ayer vi cómo muchos jóvenes emprendían el retorno o la partida hacia la capital del país, en busca de sus destinos, del que ellos eligieron, del camino que han tomado para construir sus respectivas vidas. Como pocas veces, la terminal de ómnibus estaba inundada por la tristeza de muchos padres y por la incertidumbre, ansiedad y alegría de los que se subían al coche a tomar su asiento con destino al sendero de sus propias vidas.

No quiere decir que haya que irse y separarse de los padres para esto, para nada, pero ayer la postal se reflejaba como pocas veces y eso era algo digno de ver. Estos han sido muy variados: Jóvenes salteños promueven actividades sociales con el medio tras integrarse a organización internacional. Muchos saben de qué les hablo. Claro que tampoco les altera cuando se invierte el asunto y el cambio favorece a los argentinos, que vienen a comprar y elevan los precios en el comercio local.

Y deberían controlar lo que venden los comercios, porque muchos venden artículos de contrabando, como he visto en comercios del shopping. No sé, primero pregunto, si lo hace, los costos, y mi hija viaja a Venezuela, no sé tampoco si es posible hacer una prótesis sin ver al paciente. Porque lamentablemente, en Venezuela, el tema salud deja un poco que desear, aunque es casi todo privado.

Me interesa su opinión, así como lo que me pueda decir, si no es posible, que prótesis conviene, etc. Vivo con mi madre en el balneario de Las Toscas, Canelones. Quisiera poder contactarme con usted para contarle mi historia y ver si le podemos dar solución a mi problema. Desde ya muchas gracias. Motonetista internado en CTI tras chocar con ómnibus. Soy quien tuvo ese accidente.

Gracias a Dios estoy bien. Varios errores en la nota: El ómnibus me chocó a mí. Los datos de la moto tampoco son correctos. Correa dijo que dinero para piscina de Saladero lo puso el Gobierno Nacional pero que la Intendencia se lo atribuye. Señora, así no se hace propaganda política. Correa dijo que dinero para piscina de Saladero la puso el Gobierno Nacional pero que la Intendencia se lo atribuye. Quisiera saber si eso fue aprobado por la Junta Departamental, qué va a pasar si alguien tiene un accidente en ese lugar y quién se va a hacer responsable.

Pienso que habrían otros lugares donde estos jóvenes podrían ir a divertirse sin ocupar espacios que no les corresponden. Ante la incertidumbre y duda no se le cedió el dinero solicitado. De todas formas este caso nos alerta porque no se sabe si en verdad es una persona que necesita el dinero o si se trata de un caso de estafa u otro tipo de especulación.

Las puertas abiertas y es reconocer la historia capaz de unirnos otra vez. Es hoy un día de acción de gracias por el nuevo papa.

Voy con frecuencia a Salto pero siempre encontraba cerrada la catedral. Yo no creo que nadie quede tranquilo cuando un funcionario le dice ya lo atiendo y no lo hace. Debilitar, quitar las fuerzas. Debilitar la fuerza de las razones o argumentos.

Actualmente resido en Bélgica y recibo una revista titulada Courrier international. Es decir que tenemos motivos suficientes para agradecer a este gobierno la estabilidad económica actual. Aquí en Europa se habla mucho de la crisis económica y muy poco de la corrupción y robo en los altos cargos gubernamentales.

A Baltasar Brum lo podemos ver como un punto muy pequeño dentro del inmenso mapa del continente americano. Esperé impaciente junto a amigos, vecinos, obreros, la llegada de aquel tren proveniente de la capital.

Pasada algunos minutos la hora veintidós, una luz amarillenta y un pitar estridente anunciaba que una vieja locomotora tirando once vagones arribaba a nuestro pueblo. El jefe de estación con su impecable traje azul marino, camisa celeste, corbata al tono y su característico quepis, oficiaba de anfitrión en representación de una localidad toda; un maquinista, un guarda y un foguista se aprestaban a asumir el relevo por quienes habían tenido la responsabilidad de conducir hasta aquí.

Una abuela abrazaba a su nieto y una madre despedía a su hijo, una novia esperaba nerviosa y desde una ventanilla se despachaba el ultimo boleto, un jarro volcaba su carga de maníes calentitos en un cono de papel, un niño descubría un canasto para mostrar azucarados pasteles plegados en mil hojaldres y un burrito prendido a un carro esperaba paciente bultos para transportar. Una señal quedó colgada rendida por el olvido, un vagón se enredó en telas de arañas y malezas forzando al silencio y a la quietud.

Hoy te contemplo monumento de nuestra historia. En el invisible libro de los recuerdos repaso la lista de pasajeros que un día te miraron por ultima vez en busca de horizontes nuevos o aquellos que apretando la ilusión de otros caminos debieron regresar para quedarse.

De la misma manera que el sol comienza a ganarle a la noche en un nuevo amanecer. Pero gracias a la fuerza de nuestra gente supimos salir adelante y volvimos a ser el pueblo pujante que somos hoy. Contiguo a ella hay un anfiteatro al aire libre para fiestas y diferentes eventos de nuestro pueblo.

Se dice que no pueden funcionar hasta que la Junta apruebe su donación, que es en su órbita dónde se debe dilucidar el tema. Ahora, me pregunto tan solo una cosa: Juancito tiene 12 años.

Sus padres son trabajadores rurales. Durante los días de semana va al liceo de su barrio, como muchos otros niños que no conoce y que tienen en su casa todo dispuesto para que así sea. Pero eso pensé yo, él estaba contento, porque su tarea estaba dando resultados. Mientras espero afuera del supermercado, se arrima y le pregunto por su padre. Me da rabia, mucha rabia. Lo felicité por su hidalguía, por su coraje, por su tesón y por su amor hacia los suyos, también por ir al liceo porque es una forma de quererse él mismo, de valorarse y de saber que puede llegar lejos si se lo propone.

Es un gurí genial, que tiene las luces bien prendidas, y sobre todas las cosas los pantalones bien puestos, como pocos hombres mucho mayores que él. Lo que sigue es una recopilación de algunos de los correos electrónicos recibidos. Hoy al escuchar el informativo de la RED, me entero que al joven que se defendió del robo que le hizo un malandra con reiterados antecedentes penales, por la misma causa, tomando la determinación de darle un disparo, lo que le causó la muerte, el juez lo condenó con prisión.

Estamos a la deriva, tenemos que dejar que los atorrantes nos roben, nos violen y hasta que nos maten sin nosotros poder hacer nada. Es totalmente aberrante que tengamos que soportar tanta hipocresía.

Liga de Amas de Casa informa aumentos salariales para trabajadoras domésticas y asesoramiento a empleadores. Es triste ver cómo los amigos sufren. No lo conocí pero fue un gran amigo de algunos amigos míos en Salto. Un abrazo fuerte para ellos, para su pareja que debe estar devastada, y toda la familia, es peor estar lejos y no poder estar con ellos.

Que no bajen los brazos, que agoten los recursos y que este asesino quede preso por varios años. Los familiares de las víctimas sentimos una gran impotencia, queda una familia destruida y a nadie le importa nada.

Eso nos garantiza el principio de libertad que veda implícitamente la retroactividad de la ley penal. El fallo indica que las leyes retroactivas lesionan un derecho adquirido de rango constitucional, y finalmente es por eso que la SCJ decidió que la ley interpretativa no es constitucional. Se puede juzgar por delitos como el homicidio, pero a gente en la década del 70 por delitos de lesa humanidad, NO. Estos actos también se denominan crímenes de lesa humanidad. Leso significa agraviado, lastimado, ofendido: El sistema legal uruguayo es incoherente y esa es la razón por la que a Uruguay le va mal en la Cortes Internacionales.

Yo agregaría la fundamental importancia de que el bebé desde el vientre de la madre debe estar en una vivienda limpia, bien ventilada y totalmente libre de humo de tabaco. Cuando nace es también de relevancia que su desarrollo y crecimiento sea en ambiente libre totalmente de humo de tabaco. Allí no se aplica la ley pero si es imprescindible en todo nivel educativo orientar sobre las consecuencias del humo de tabaco en la salud de todos.

Hoy realizan reconstrucción del incidente en la Costanera, ayer el joven que estuvo un mes en CTI vino para declarar. Justicia , justicia , justicia por esas desgraciadas familias.

Qué desgracia, la droga y el alcohol se apoderan de mentes débiles. Después no nos extrañemos si terminan a las piñas…. En las primeras horas de la madrugada se efectuó ayer la reconstrucción del hecho de Costanera Norte. Se oficializó en Salto grupo de autoayuda para personas adictas a las drogas. Las políticas cambiarias deben ser corregidas por los gobiernos.

Y que la Aduana cumpla con su cometido. El que trabaja en el centro con una moto y hace varias paradas en distintos lugares , debe darle una moneda a cada uno, si no, se enojan. Esto respecto al bien ajeno. Se dan muchos casos en que se exige un aporte por estacionar, o que el trato hacia el vehículo depende de la propina que se da.

Deberían promover los cursos de manejo defensivo que hay y son gratuitos. Tienen que detener a los padres de esos hijos y así aprenden todos. Eso que dicen que no pueden con los hijos es mentira, porque se nota que es solo falta de límites. También es amor por los hijos. Me parece que la policía hace un buen trabajo atrapando a los ladrones. El problema es que muchas veces los jueces los largan, y otras los vecinos, amigos o familiares saben quién fue y no lo denuncian.

Hola, quisiera hacer un pedido muy especial: Se nota que es novato. Hola salteños, estoy buscando un artículo publicado en aproximadamente. Quisiera saber quién fue el Intendente en estos años, y la publicación que este Intendente en gratitud, por devolver un maletin lleno de dólares fue entregado a la policía, Premio a Walter Eudoxio Paz Cardona, con un puesto en el Banco de Seguros de la ciudad.

Agradezco vuestra ayuda, ya que fue mi padre Walter Paz quien trabajó años en el Banco de Seguros gracias a su buena acción y al reconocimiento de dicho Intendente. Te sugerimos que recurras a la propia Intendencia, Oficina de Prensa, para que te ayuden a saber por lo menos quién era el Intendente por entonces. La vida se va, muchachos. Dar dinero de los trabajadores y de las empresas que son los que pagan impuestos a personas que pueden trabajar, no tiene calificativos, es un abuso.

A un discapacitado que no puede trabajar no le dan tarjetas, ni un pan dulce en las fiestas. El infarto sí existe. Ni un enfermero puede escribir en la valoración que es politraumatizado cuando llega un accidentado, eso lo hace el médico.

Que estudie en la Facultad de Medicina y luego ande dando diagnósticos que son propios de médicos. Con esto no estoy diciendo que no lo hagan, son muy nobles las personas que lo hacen y los felicito; pero comparando esto con el negocio de pasta, me quedo con lo segundo: Me gustaría que empezaran por ahí, a lo mejor cambiaría un poco la cosa.

Es como si me faltara algo, tantos años juntos a tus oyentes madrugadores. Gracias por lo bueno que nos dejaste, que tengas muchos éxitos en tu nuevo emprendimiento. Y como todas las cosas de la vida, seguiremos juntos a la Libertadores y nos acostumbraremos a los nuevos locutores del informativo. Es muy grande la oferta de carreras universitarias en nuestro querido Salto. Ahora con sus filiales y la presencia de universidades privadas ofrecen a nuestro departamento oportunidades espléndidas.

Es una forma verbal muy de moda, pero no es correcta. En este caso debe emplearse el tiempo futuro: Perdón por mi intromisión pero si ayuda…. Recuerdo en el año — Sub Sede del Campeonato Mundial — cuando hubo que ponerle todo el esfuerzo para su realización — adecuar — cambiar el piso de la cancha del gimnasio de Universitario, etc. Y de Federido Margall, hombre siempre vinculado al deporte y que siempre a pesar de estar desempeñando funciones laborales en otras localidades estuvo activo en la parte deportiva en bien de la misma.

Lo llamativo de todo esto es que se habla mucho y se concreta muy poco. Espero que los salteños sepan a quién votar en las nacionales del próximo año. Hace dos días me enteré de que mi hijo consume cocaína, estoy desesperada.

Mi exmarido le va a dar otra oportunidad de componer su vida. Yo a mi hijo no le creo nada. Fue por ese método que lo descubrimos.

Desearía saber vuestra opinión. Mi hija esta en tercer año del liceo, estoy separada y también tengo otra hija que va a primero de liceo. Como estoy separada el padre se la trae, pero nunca completa. Deberían intimar a los padres que son separados de sus hijos y no ayudan en alimentación ni nada, le den completa la canasta de estudio a sus hijos. Una muchedumbre clamaba por un saludo del gobernante a quien todos gritaban el mote de Comandante, con su particular impronta y rodeado de una decena de militares que parecían gorilas, por su tamaño y su agresividad, la que ya latía desde la mirada.

Pero para los milicianos que lo cuidaban entrenados para vigilar a cada ser humano que rodeaba la figura del presidente caribeño, él era una suerte de faraón.

No dejaban ni que lo miremos por mucho rato. Quería que fueran a saludarlo y ahí se le acercaron decenas de éstos junto a sus padres. La del comandante venezolano era una voz influenciable en diversos países.

Joven de 20 años perdió la vida al impactar en moto contra una camioneta de la Intendencia, ocurrió en barrio Caballero. La moto picadora, casco no llevaba. Si murió en el acto, a 45 kmt por ahora no iba ni de casualidad.

Muy preocupante lo que sigue pasando en nuestra ciudad. Si este joven se desplazaba por la avenida tenía plena preferencia, lamentable. Estimado Juan, sólo para informarte de un aspecto, la preferencia no es absoluta.

Significa que de coincidir los vehículos en una esquina pasa el que circula por la preferencial, pero esta preferencia no exime del respeto a los límites de velocidad, por ejemplo. El mejor Intendente en muchos años de la historia de Salto, un hombre preocupado realmente por la gente de su departamento.

Un orgullo para todos los salteños sin distinción de divisas. Estimada Flavia, agradecemos tus puntos de vistam pero tendrías que verificar también tu información. Dicho sea de paso en dicho accidente no hubo información oficial, ni tampoco testigo alguno que hablara con los medios.

Eso lo hace el médico. Al policía que dijo que era un infarto felicitaciones, mató a mi amigo, que estudie en la Facultad de Medicina y luego ande dando diagnóstico que son propios de médicos!

Así es como se muere o, mejor dicho, matan el carnaval. Porque no es un comentario o un pensamiento, es una afirmación. De igual manera lo haré publico en mi perfil de Facebook para realizar mi descargo al menos vía esa red social…. Estuve en y de vacaciones por Uruguay y visité la ciudad de Salto y se ve el progreso en las comunicaciones y carreteras,viviendas y ayuda a los que necesitan y que sí se preocupa por un Salto mejor!

Y las personas o la gente que no entienden que importante es para el Turismo y el progreso de los saltenos y para los extranjeros que visitan día a día Termas! Me parece que es el noveno 1er premio que reciben: Este señor Juan piensa que por ir por una avenida tiene preferencia! Esto en realidad es una jungla, tiene preferencia el mas fuerte!

Creo que no, si nos cuidamos y somos previsores no importa como maneje el otro, cuidémosnos entre todos! Si hay algunos que corren que sigan corriendo y levantando la ruedita, nunca llegan lejos, tarde o temprano caen en las manos de la Justicia. Si existiera la justicia en Uruguay y los delincuentes fueran presos con prisión varios años, pienso que muchos dudarían antes de robar, si saben lo que les espera.

Esa ladrona que le robó a una anciana internada no tiene calificativos, y la vida da vueltas y ella va a tener la edad de la anciana y le puede pasar lo mismo!

Ya ni siquiera tienen códigos!! Robar esta mal, pero robar a una anciana, que hdp. El pueblo los sacó con su voto. Es lamentable la cloaca a cielo abierto en que se convirtió el arroyo Ceibal, es indignante como a las autoridades les da lo mismo la salud del pueblo salteño.

Sobre el siniestro entre el patrullero y la moto, me parece lamentable la forma en que se redacta la noticia. En distintos medios de prensa se dan diferentes versiones y datos que no coinciden. Ustedes tienen una postura muy subjetiva. Seguimos insistiendo que los conductores de los ómnibus, no tienen precaucion, así es el resultado. Siempre a una velocidad que no es acorde del transitar de la ciudad.

Para conducir hay que estar sobrio. Yo agregaría la fundamental importancia que el bebé desde el vientre de la madre debe estar en una vivienda limpia, bien ventilada y totalmente libre de humo de tabaco.

Alli no se aplica la ley pero si es imprescindible en todo nivel educativo orientar sobre las consecuencias del humo de tabaco en la salud de todos,. Muy bien por los padres de los tres chicos montevideanos que siguen buscando justicia! El nuevo receptor de Aduanas de Salto no dijo nada nuevo cuando asumió su cargo sucediendo a Rolando Hein. Pero en el acto de asunción como nuevo administrador de la Aduana de Salto, Rey habló de la disposición vigente por parte de la Dirección Nacional de Aduanas, que es la de no ingresar mercadería desde Concordia durante los fines de semana y los días feriados, y algo, pero muy poco, durante los días de semana.

Aunque no abundó en la explicación sobre a qué obedece tal normativa, que fue aplicada de un día para otro. Pero nos obligan a quedarnos de este lado del río, ganando poco y comprando menos. Todo para defender al país. No hace absolutamente nada. Pero sobre todas las cosas, la Aduana, con medidas como éstas muestra deslealtad hacia el pueblo y connivencia con el contrabando.

Ello ha provocado que no se pueda publicar la totalidad de los mismos, por motivos de espacio. Un fallecido y cuatro heridos, uno de ellos en CTI, tras un violento choque entre una motocicleta y un móvil policia. Hasta donde tengo entendido, no, al igual que las ambulancias. Si no es así, leí mal. Un fallecido y cuatro heridos, uno de ellos en CTI, tras un violento choque entre una motocicleta y un móvil policial.

Después pasan las cosas y la que lleva la culpa siempre es la policía, porque siempre es así, el que lleva la culpa es el que no la tiene.

Aumento del mínimo imponible del IRPF no dice nada. Yo sigo esperando desde aquella tormenta de un día domingo cuando falleció una persona … creo hace como 3 meses. Nos vamos desalentados pues es un desfile muy digno de ver.

Es por eso mi lamento. Ayer por 10 minutos me entero que el desfile después de las 9 horas del domingo se había llevado a cabo. Es la tercera vez que me hacen lo mismo, al no publicar el humilde comentario que hago como lector. Su política censurativa me recuerda a la época de la dictadura, y eso que ustedes se jactan de ser un diario abierto y de pueblo, nada de eso, sino que son elitistas y contra la libertad de expresión.

Eso marca una incoherencia que los pone a la altura de otros tristes diarios amarillistas. Ah, desde ahora soy lector de Diario Cambio. Muy cierto y muy bien dicho. Si lo del IRPF es verdad, solo atacó a la clase media, yo, como trabajadora en la salud, dicho trabajo en ASSE, tuve que dejar mi segundo trabajo ya que por tener dos trabajos, un sueldo iba destinado para el IRPF y declaración jurada y algunas horas que pagaba a la doméstica, ya que tenía ayuda de familiares que me ayudaban con los niños, debido a que son muchos los impuestos: Somos poco personal en todos lados para tanta población.

En enero, todos los que trabajamos en 2 lados cobramos solo pesos de sueldo, el resto fue para la declaración del IRPF. Ni en España se paga tanto. No te queda ni para pasar los siguientes 15 días, pasas alimentando altos funcionarios del estado y por otro lado los del plan del MIDES. Tunguelé volvió a ser la mejor comparsa de lubolos en una nueva edición de las Llamadas al Puerto entre 12 conjuntos. Tunguelé volvió a ganar, la mejor por lejos fue la Simona.

Me parece que el jurado le erró sépase que soy salteña e hincha de la Tungue. Realmente agradezco que hayan retirado los desechos de poda y de restos de ramas que quedaron luego de la tormenta, pero quiero acotar que el reclamo lo consideré justo, pues en 40 días estaba todo muy seco y una colilla de cigarrillo podría causar un desastre. Hola, tengo dos hijos y estoy precisando una vivienda. Soy de Montevideo, Uruguay. Ciclista falleció al ser embestido por una moto en San Antonio, vecinos del lugar piden lomadas.

Bueno, suerte con su ley. Felicitaciones al técnico ucraniano por los conceptos vertidos. Gracias por enseñarnos lo que no sabíamos y que Dios lo ampare en la tarea de retirar el buque de la arena.

Toda la razón tiene el ucraniano: Que el gobierno no se olvide del proyecto esclusa de San Antonio. Les hago llegar el comentario relacionado con el tema de bombero que toca demostrando un conocimiento parcial o interesado.

En primer lugar, las modificaciones en cuanto a la forma de tramitar las certificaciones: Al dejar el cargo el Ministro Jorge Venegas se despidió de los funcionarios. Esto es un desastre, lo que quieren es tratar de acomodar a otro antes de que termine el periodo.

Si un vecino va a traer algo de Concordia, tiene problemas con la Aduana. No somos un país en serio. Si bien el contrabando crece los casos llevados ante los juzgados penales de Salto han sido relativamente pocos. Hasta que no desaparezca el bagashoping no creo en las medidas de control que hay en la frontera que permiten traer sólo un bolso.

Después se quiere controlar a gente que va con familia a Concordia a comprar algunas cosas. El Centro Comercial que no proteste tanto por el pasaje de mercaderías porque cuando les favorecía a los argentinos venir a comprar a Uruguay nadie controló a los argentinos para que no compraran en Uruguay.

O sea, los argentinos provocaban una demanda agregada y hacían subir los precios en Uruguay y los tenía que pagar el pueblo uruguayo. Ahí el Centro Comercial no protestaba porque el negocio les servía. Pero se debe ser justo. Equipo de Gobierno recorre localidades del interior.

Porque los cargos de ministros en el Frente se realizan por cuota política. Después la llevaron a hablar con Mujica que la ratificó en el cargo. Y como el Frente no decía que los cargos deberían ser distribuidos de acuerdo a la capacidad de los ciudadanos y no por cuota política… el pez por la boca muere pero esto es vergonzoso y nadie dice nada….

Vayan a atender sus obligaciones y sigan viviendo, lo que pasó, pasó. El tema es que muchos no lo entendieron así. Como es para protestar y a éstos, eso les encanta aunque no le des un pico y una pala porque salen corriendo , les viene bien. Ya que en vez de estar contenidos, aprender los valores de un hogar y de una familia, el valor del trabajo y de recibir la educación necesaria para el crecimiento espiritual y el fortalecimiento de los sentidos, reciben señales de supervivencia y claves para poder subsistir cada día, sin saber qué va a pasar mañana.

Al Gobierno no le importan los presos, porque no votan. Los mismos que se tienen que aguantar para ir al baño, porque las mujeres presas que no son sus madres, lo tienen ocupado y no les importa que ellos se hagan encima. Esto ocurre en el barrio Williams de Salto y nadie dice ni hace nada.

Todos somos culpables porque sabemos de su existencia y no estamos haciendo nada para revertirlo. A nosotros tampoco nos importan. El incumplimiento de la comparsa brasileña, que pretendió llevarse el dinero sin cumplir debidamente el compromiso contraído con la Comisión de Fiestas de Salto, el turismo en la semana de carnaval y hasta el traslado de la Dra.

Lo que sigue es un compendio de los correos electrónicos remitidos a nuestra Redacción. A pesar de la organización y la buena predisposición de la gente que desfila, anoche no fue una noche perfecta. Me encontraba sentada con un grupo de amigos en calle Uruguay a la altura del 10 por la vereda de Alfredito disfrutando del carnaval, cuando del balcón de una casa al que tiene un cartel, nos llovió cerveza en varias oportunidades.

Sabemos que fue a propósito porque se tocó el timbre de la casa para hablar de lo ocurrido y nos contestaron con insultos. No sé qué pensaba esta gente pero espero que no se vuelva a repetir el próximo desfile.

Las Termas de Dayman, Arapey,Salto Grande son hermosas,haces una terapia, con la naturaleza que presenta, te vuelves nuevo a trabajar, Salto es lo mejor para vivir allí o para ir de vacaciones. Qué bueno eso, que estén colmadas las termas, pues, como comenté en otra publicación que hice, la atención es muy buena, todo muy limpio, los salvavidas atentos, la vigilancia -aparte de la mía- genial y la entrada es accesible.

El carnaval debe ser privado o no ser. Basta de gastar plata en carnaval; no quiero que mis impuestos tengan ese destino. Que la Comisión aprenda. Y todavía la gente se desespera por ir a ver ese desastre. Vamos que esto es Salto, gente. Yo no lo puedo creer. Buenos días, mi nombre es Christian García. Soy un montevideano que el próximo año me iré a vivir a su ciudad, para cursar la Licenciatura Binacional de Turismo. Quería felicitar a todos los que integran el diario ya que es muy bueno.

Esto contribuyó a que no hubiera incidentes de gravedad. Trabajadores pueden obtener por Internet su Historia Laboral. Mi esposo fue mandado a seguro de paro pero la empresa lo llamó para reintegrarlo. El tema es que no le pagaron despido y lo quieren reintegrar a sus labores pero como si fuera nuevo. Tenemos entendido que hay un plazo para retomar al trabajador con sus mismos derechos y en este caso no corresponde despido seis meses o en su defecto despedirlo, abonando sus derechos.

Vecinos del barrio Macció dan nueva versión sobre conflicto que dejó un joven herido y un procesado.

A veces, por querer mucho a nuestros hijos hacemos vista gorda con algunos problemas que llevan nuestros hijos en la vida y que son perjudiciales para ellos. Gracias por dejarnos expresar, saludos. Vehículos de menos de 10 mil dólares con deuda de patente en otras comunas pagan tasa de circulación. Tengo una camioneta vieja, del 55, que debe en Montevideo La camioneta no llega a 1. Por favor, cualquier comentario o sugerencia, mi e-mail es kamellox hotmail.

Me parece que hay que tratar de apuntar a un turismo con mayor calidad antes que cantidad. Mucha gente tempranera que camina por allí lo ha visto. Fui muchas veces a darle gracias y, cuando me acercaba a la gruta, me trasmitía la paz que yo necesitaba. Cada vez que tengo que ir para ese lado paso y le doy gracias. Inicial y Primaria de Salto hay muchísimas irregularidades en las listas de elección de cargos. Es lamentable pero juegan con nuestra persona al no respetar nuestros reclamos, no tienen en cuenta que nos jugamos un puesto de trabajo de todo un año.

En el día de ayer por imposición de las dos Asociaciones que por suerte estaban presentes como son la Magisterial y la Varela, debió ser suspendida a la mitad del transcurso una elección.

Había por lo menos 5 trabajadores de la intendencia trabajando enfrente y siempre aparece que no se localizaron testigos. Hace casi 2 años que es irregular y este es uno de tantos accidentes que sucedieron por no reparar a tiempo esta vía de entrada a la ciudad, ya perdimos la cuenta de los accidentes. Evidentemente, no se ajustó a eso.

Esto es entendible, aunque no justifica la omisión de responsabilidad. Voy haciendo cuatro reclamos y es como darle patadas en los genitales a un difunto.

Esta todo sobre la vereda y una colilla de cigarrillo podría causar un desastre. Pido por favor se hagan cargo del trabajo que deben realizar, por el que pagamos cotidianamente los contribuyentes, no hay excusas. Lo que me dejaría contento es que no se vanagloriaran tanto y al final no cumplan.

No señores, no hay que tenerles miedo; como a los milicos en el ochenta, hay que plantarse. Lamentablemente tu correo anónimo es agresivo. Bueno, realmente me alegro por el departamento y la comuna. Suprema Corte trasladó a la jueza Raquel Gini a Montevideo como ascenso en su carrera de magistrada. Carlos Echeveste dice desde La Teja. Lo primero que miramos en nuestros recibos de sueldo cada vez que cobramos, es la cantidad de impuestos que tuvimos que pagar por el mero hecho de percibir una ganancia, de la cual el Estado saca su tajada y con ella, dice mantener al país y hacer que la cosa funcione.

El Estado, o sea todos nosotros, somos los que damos la cara por ellos.

los anuncios de prostitutas en los parabrisas serán ilegales porno prostitutas callejeras Le aviso, doña, para que haga la demanda a quien corresponda y no pierda tiempo hasta que la intendencia se le ocurra ver su caso y avisarle que ellos no tienen nada que ver. Si sumamos los dólares que se fueron al exterior por este tema, podemos hacer un país nuevo. Cada vez que tengo que ir para ese lado paso y le doy gracias. Lejos de prevenir las muy probables consecuencias que tan extremas y notorias alegrías podían acarrearle dentro de la escuela, Pig salió de los vestidores con la felicidad de un muñeco de ventrílocuo -las cejas levantadas, la sonrisa impertérrita, las pupilas ya fijas eibar prostitutas prostitutas navalmoral de la mata cuarto creciente- seguido de muy cerca por el Sapo, que iba bailando solo. A Ferro y S. No es que me esté burlando; me molesta sentir piedad por ella.

0 thoughts on “Los anuncios de prostitutas en los parabrisas serán ilegales porno prostitutas callejeras”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *