Putas de años prostitutas de noche

putas de  años prostitutas de noche

Hay algo fascinante para una mujer que visita un burdel. Es penetrar en un mundo esencialmente masculino , donde las que no somos prostitutas estamos completamente fuera de lugar.

Es cierto que van adolescentes, que van feos, que van viejos y perdedores. Pero también van tipos atractivos, tipos casados, tipos con experiencia, con novias, exitosos. Y sin embargo lo es. Hay mujeres que no son putas y que conocen el Kamasutra al derecho y al revés, literalmente.

Puede ser cierto para algunos, cuyas parejas son gordas tristes que nunca han pisado un gimnasio. La incógnita me lleva a sugerir ideas. Les pueden cambiar el nombre para recrear el sexo con una exnovia.

Pueden hacer tríos , si eso es lo que quieren. Satisfacer cualquier oscuro deseo o fetiche. Otra idea que se me ocurre es que los hombres no tienen por qué fingir nada frente a una prostituta. No tienen que probarle que son un polvo maravilloso. No tienen que decirle que la aman y que quieren pasar el resto de la vida con ella para que se los dé.

A lo mejor, simplemente les gusta lo prohibido. Escabullirse una noche a otra cama para acostarse con otra mujer sin necesidad de tener un romance que complique las cosas y que los ponga en problemas. O tal vez, ellas sí entienden. Ellas callan y escuchan si el tipo quiere hablar. No les dan lata. No les montan escenas de celos. Enfermó, fue violada y maltratada.

Contrajo enfermedades de transmisión sexual, a su padre ni lo recuerda y su madre murió, vivió entre la basura y durmió mientras las ratas caían por la hojalata del techo.

Aminata tenía 13 años cuando empezó todo y no soñó nunca con ser prostituta. A De la Fuente le cuesta mantener la emoción y el orgullo cuando lleva un rato de conversación al teléfono. Por los datos técnicos pasó sin problema: En Sierra Leona tuvieron todas las facilidades que pueden pedirse en un contexto así: Consiguió casi cualquier propuesta: El objetivo de esta película es mostrarla y enaltecer la figura de estas chicas. De la Fuente, que conoció Sierra Leona en , sabe que la herida de la violencia y la muerte en el país supura sin descanso: Las niñas estaban en círculo, una contra otra, contando aquellas pesadillas.

Rabia, impotencia e incredulidad son las palabras que usa De la Fuente para describir el choque emocional que supuso verlas sonreír como niñas mientras relataban los pequeños infiernos por los que habían pasado.

Ese es exactamente el resumen que hace, pidiendo perdón con antelación por si la frase resulta cruda, Jorge Crisafulli: Desde hace años, las Misiones Salesianas recorren las calles de Freetown buscando a los menores huérfanos o abandonados, a los que pudieran ayudar. Recuerda que era época de lluvias la primera vez que se topó con el grupo de Aminata; sobre ese suelo embarrado que levantaba gotas de fango al pisar, Crisafulli se acercó, espantando a los hombres que las rodeaban y en 15 minutos de conversación les explicó quién era, dónde trabajaba y qué les podía ofrecer: Al día siguiente, seis de las siete se presentaron en la casa.

Las llevaron al hospital, les dieron un plato de arroz que ellas quisieron repetir y, entonces, entraron en escena los peluches. Me di cuenta ahí, de forma clarísima: El trabajo de Don Bosco Fambul tiene varias ramas y es concienzudo y constante.

putas de  años prostitutas de noche

0 thoughts on “Putas de años prostitutas de noche”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *